Políticalesa humanidad | Fuerzas Armadas | río negro

La Fiscalía de Lesa Humanidad pidió reabrir el caso Vladimir Roslik

En 2014 se abrió una investigación pero el Tribunal de Apelaciones ordenó el archivo por considerar que existió cosa juzgada.

Vladimir Roslik era hijo de inmigrantes rusos, como muchos de sus vecinos y pacientes en San Javier, departamento de Río Negro. Entre 1962 y 1969 estudió medicina en Moscú. Volvió al país para ejercer su profesión, pero fue detenido y torturado en 1984 en el Batallón de Infantería Número 9 de Fray Bentos por presuntos vínculos con el comunismo. Tenía 43 años y un hijo de 4 meses.

Su caso significó la confirmación pública de las torturas y muertes por parte del régimen militar.

La Justicia Militar procesó al mayor Sergio Caubarrere por ataque a la fuerza moral de las Fuerzas Armadas por abuso de autoridad y homicidio culpable. Estuvo preso 4 meses y 18 días.

En la justicia ordinaria la muerte de Roslik no tuvo consecuencias.

Se abrió una investigación, pero en 2014 un Tribunal de Apelaciones ordenó el archivo por considerar que existió cosa juzgada.

Esta semana el fiscal de Crímenes de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe, pidió la reapertura del caso por iniciativa de los familiares de Roslik. Argumentó que en este caso no se estaría violando el principio de no se puede juzgar dos veces el mismo hecho ya que actuó en primera instancia la Justicia Militar, un tribunal dependiente.

Entiende que el fallo del tribunal no tiene en cuenta que lo que se considera cosa juzgada fue realizado por un instructor y decisor militar y que por ende no guarda las mínimas exigencias requeridas por los acuerdos internacionales en materia de juez natural.

Señala que los únicos que declararon fueron los propios militares que se encontraban en el momento del interrogatorio y muerte de Roslik pero no a la cónyuge o su entorno familiar. Ahora resta esperar si el juez a cargo del caso avala o no la reapertura.

Dejá tu comentario