Fiscalía General | faltas | DELITOS

La Fiscalía General resolvió priorizar investigaciones penales y relegar casos de faltas

La orden es directa a todos los fiscales. Deben concentrar su trabajo en casos penales y dejar en segundo planto litigios aduaneros y temas menores de faltas.

La Fiscalía General de la Nación adoptó en las últimas horas una nueva Instrucción (la número 14) dirigida a todos los fiscales del país en la que se ordena “priorizar su actuación en la órbita penal sobre su intervención en materia aduanera o de faltas ”, dice el texto publicado en la página web de la institución.

De esta forma, dice el texto, “se actualizan los cometidos de la Fiscalía General de la Nación en materia no sancionatoria y en materia sancionatoria no acusatoria”.

“Ante la falta de asignación de nuevos recursos presupuestales la Fiscalía debe, necesariamente, retomar el camino de la redefinición de sus cometidos en materias que no refieren a su tarea misional, como es el caso de la intervención en el proceso aduanero y como ya se realizó en materia civil y de familia”, dice el documento.

En cuanto a las faltas, la nueva Instrucción dirigida a los fiscales dice que “no pueden ser consideradas como una tarea prioritaria para la institución”.

“Por definición, las faltas refieren a conductas menos graves que los delitos, que se sancionan con multa o con otro tipo de medidas no privativas de libertad. Por ende debe priorizarse la investigación y la persecución de los delitos frente a las contravenciones”, señala.

Acerca de los litigios aduaneros, la Fiscalía General indica que son procesos “de naturaleza civil y eminentemente contenciosos”. “La intervención de la Fiscalía en esos procesos fue quedando como un remanente sin que hoy en día exista una razón jurídica o técnica que lo justifique”, advierte.

Por eso, la Fiscalía “establece que hasta que no cambie la legislación, los fiscales continuarán interviniendo en el proceso aduanero pero debiendo priorizar la tarea en la órbita penal”.

“Esa redefinición de cometidos permitirá el redireccionamiento de recursos humanos y materiales a la materia penal con la visión y el compromiso de ser siempre una institución confiable, altamente profesionalizada y comprometida con su accionar”, agrega la ordenanza.

La Fiscalía asegura que esta redefinición de cometidos traerá “múltiples beneficios para la institución”.

“Por un lado, evita la duplicidad de actuación estatal no técnicamente justificable en un gran número de procesos; por otro agilita los procesos y reduce los costos económicos de los mismos y fundamentalmente, la circunstancia de limitar el ámbito de actuación de la Fiscalía lejos de debilitar a la institución por el contrario la fortalece, pues permite reforzar la cantidad de personal, la capacitación del mismo y la infraestructura en aquellos asuntos en los que se mantendrá su intervención preceptiva”, finaliza el documento.

Dejá tu comentario