PRÓXIMO VIVO 12:25HS
RECIBÍ EL NEWSLETTER

La economía francesa repuntó un 7% en 2021

El crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de Francia alcanzó el 7% en 2021 tras la recesión récord de 2020 (-8%), según una primera estimación publicada el viernes por el instituto de estadística.

28 de enero de 2022, 11:50hs

El crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de Francia alcanzó el 7% en 2021 tras la recesión récord de 2020 (-8%), según una primera estimación publicada el viernes por el instituto de estadística.

La evolución de la economía francesa, que se espera sea una de las más fuertes de la zona euro, supera las previsiones del Instituto Nacional de Estadística (INSEE) y del Banco de Francia, que auguraban un crecimiento del 6,7% para el año pasado.

La última vez que la economía francesa creció tanto fue en 1969, justo después de la crisis provocada por el movimiento de mayo de 1968.

Con un cuarto trimestre de 2021 que experimentó un crecimiento del 0,7%, la actividad "supera claramente" al final del año su nivel anterior a la crisis sanitaria, subraya el INSEE.

El año pasado, el Estado gastó un poco más de 60.000 millones de euros, al precio de un déficit público que debería rondar el 7% del PIB y una deuda pública en torno al 113%.

Con un crecimiento así, Francia podría registrar uno de los mejores resultados de la zona euro.

El crecimiento del PIB en Alemania se estancó en 2,8% el año pasado (-4,9% en 2020) y en España fue del 5% (-10,8% en 2020).

En el conjunto de 2021, el PIB se mantiene "un 1,6% por debajo de su nivel medio en 2019", según el instituto, porque la primera parte del año todavía estuvo marcada por importantes restricciones sanitarias relacionadas con la epidemia de covid-19.

Para 2022, el gobierno apuesta por un crecimiento del 4%, pero el Banco de Francia prevé que sea de un 3,6%.

La previsión llegó antes de la ola de la variante ómicron del covid, pero el ministro de Economía, Bruno Le Maire, se mostró optimista y dijo el miércoles que no teme "a los efectos de ómicron" en el crecimiento.

El otro riesgo importante para la economía, la inflación, se situaba en un 2,8% en diciembre, impulsada por la energía. Un factor que podría lastrar el poder adquisitivo de los hogares y frenar su consumo.

mhc/jbo/pc/dbh/jvb/eg

Temas de la nota

Dejá tu comentario