AFP

La difusión de video sexual privado moviliza Camerún contra el sexismo y la violencia

Una ola de indignación recorre Camerún por la difusión en las redes sociales sin consentimiento de fotos y videos de una joven manteniendo relaciones sexuales en la oficina de un famoso periodista.

Una ola de indignación recorre Camerún por la difusión en las redes sociales sin consentimiento de fotos y videos de una joven manteniendo relaciones sexuales en la oficina de un famoso periodista.

Los internautas y las asociaciones de defensa de los derechos de las mujeres denuncian la banalización del sexismo y la violencia sexual.

Los abogados de la joven, Malicka, piden que los dos hombres involucrados en el caso comparezcan ante un tribunal. La fiscalía aún no ha dado seguimiento a la denuncia y uno de ellos, Guy Olivier Moteng, anunció a la AFP que se querellará en los próximos días, sin decir por qué.

Las imágenes fueron grabadas en el despacho del periodista Martin Camus Mimb, director de Radio Sport Info, con sede en Douala, en el sur del país.

Mimb dijo inicialmente que dos visitantes, la joven Malicka y Wilfrid Eteki, jefe tradicional y amigo del periodista, habían aprovechado su ausencia para mantener relaciones sexuales en su oficina y que por ello presentaría una denuncia.

Pero cuando le acusaron de haber participado en el acto, Mimb lo reconoció y lamentó "esta situación desafortunada". "Malicka, a ti cuya dignidad y honor han sido deshonrados, te pido perdón", imploró el periodista en una carta, sin lograr sofocar la polémica.

Ni Nimb ni su abogado han querido responder a las preguntas de la AFP.

Después de la difusión de la cinta las redes sociales se movilizaron para denunciar y concienciar sobre la violencia sexual. Minou Chrys-Tayl, una activista feminista, llamó a las víctimas a hablar y los testimonios se multiplicaron, cuenta.

- "Chantaje sexual" -

El Fondo de Población de la ONU (UNFPA) estimó en 2016 que más de un tercio de las mujeres de Camerún había sufrido violación o agresión sexual.

"Vivimos en una sociedad donde nunca se ataca a los verdugos, ni por parte de la sociedad ni de la justicia", explica a la AFP el escritor Félix Mbetbo, autor de un libro que recopila testimonios de víctimas de agresiones sexuales.

"Como mujer emprendedora, me enfrento a diario, no al acoso sexual, sino al chantaje sexual. Cuando fui a ciertas empresas a presentar un dosier de marketing para solicitar apoyo, un anuncio por ejemplo, varias veces me dijeron: 'Si me das esa cosa de ahí (sexo), funcionará fácilmente'", afirma Valgadine Tonga.

"Como mujer es difícil trabajar", añade.

El caso del vídeo sexual privado generó divisiones incluso en el gobierno.

Varios políticos apoyaron al periodista, incluido un ministro que más tarde borró sus comentarios de las redes sociales.

Marie Thérèse Abena Ondoua, ministra de Promoción de la Mujer y la Familia, denunció "actos abominables y perversos que convierten la joven en un objeto y un objeto sexual sin valor".

El miércoles, la Comisión de Derechos Humanos de Camerún condenó con "fuerza la captura y difusión a través de las redes sociales (...) de imágenes y videos indecentes, impactantes o violentos, que atentan gravemente contra la dignidad humana".

Malicka está "muy afectada por el hecho de que su imagen se haya exhibido por todo el mundo. Su imagen está completamente destrozada", lamenta Dominique Fousse, abogada de la joven. "Su familia decidió llevarla a un psicólogo".

En Camerún "el problema de la violencia sexual es extremadamente fuerte por el no reconocimiento de la humanidad de las mujeres", declaró a la AFP Minou Chrys-Tal. Según ella, el acoso sexual es un "flagelo que encontramos a la cabeza de nuestras instituciones, en pequeños despachos, en las casas con trabajadoras domésticas".

rek-dyg/sst/erl/me

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario