Internacionales

La carrera entre Clinton y Trump puede definirse por cuestiones de género

Entre los hombres lidera Donald Trump y entre las mujeres Hillary Clinton. Las encuestan reflejan esa división.

 

Si en Estados Unidos sólo votaran los hombres, como ocurría hasta 1920, el republicano Donald Trump sería el próximo presidente. La victoria sería aplastante e inapelable. En cambio si sólo votasen las mujeres, Hillary Clinton ganaría con facilidad.

La división por sexos a la hora de votar no es nueva, pero se ha acentuado en la campaña para las elecciones del próximo 8 de noviembre, la primera en la que una mujer está en condiciones de llegar a la Casa Blanca. Las acusaciones por agresión sexual contra Trump, y sus comentarios machistas, han dañado sus aspiraciones.

La sucesión de testimonios sobre el comportamiento sexista y quizá delictivo de Trump ha ido en paralelo en la última semana, con un goteo de sondeos que reflejan una ventaja cada vez más sólida de Clinton.

La demócrata aventaja con un 5,5% al republicano, según la media que elabora la publicación Real Clear Politics. Los sondeos publicados el domingo por The Washington Post y The Wall Street Journal confirmar la tendencia.

Los sondeos dibujan dos países distintos en función de si se observa el voto masculino o el femenino. Clinton saca una ventaja media de 15 puntos sobre Trump entre las mujeres. Entre los hombres, Trump obtiene 5 puntos más que Clinton.

Hombres y mujeres votan distinto en las presidenciales desde 1980, pero la ventaja de Clinton sobre Trump en el voto femenino supera los precedentes y puede acabar siendo la clave del resultado en noviembre.

El machismo —y no las declaraciones contra los inmigrantes hispanos ni los planes para discriminar a los musulmanes— puede acabar siendo el muro en el que se estrellen las ambiciones de Donald Trump.

Es que los musulmanes representan un 1% de la población de EE.UU., los hispanos un 17% y las mujeres representan el 53% de votantes.

 

Dejá tu comentario