Internacionales

La beba que estuvo 12 horas en la morgue cumple un mes de vida

Sigue internada, pesa casi un kilo y se alimenta con leche materna por sonda, informó La Nación, de Argentina

 

Nació hace un mes en Resistencia, provincia del Chaco, Argentina. Fue dada por muerta y llevada a la morgue del hospital, donde estuvo 12 horas en un freezer. Pero la beba, Luz Milagros, estaba viva. Su madre quiso ir a verla, abrió el cajón y sintió un pequeño gemido.

Este jueves cumple un mes de vida, recuerda el diario argentino La Nación, que habló con los padres. En este mes la beba tuvo un paro cardíaco y convulsiones, pero al parecer no hay daño neurológico.

"Se esperaba que para el primer mes recuperara los 870 gramos con los que nació, pero ya está casi en un kilo", dijo Fabián Verón, el padre. Analía Boutet, su madre, la puede tener en brazos cada tres horas. Los cuatro hermanos de Milagros van a visitarla todas las tardes al hospital.  

"Es una leona. Lucha cada día por salir adelante. Luz es muy dulce. Le encanta estar en contacto conmigo. Fija la mirada, se ríe", dijo Analía al diario argentino. "No puedo creer que hace un mes aquí me dieron la peor noticia. Y ahora, el milagro es real y está entre nosotros: mi hija está viva", dijo emocionada.

La madre recordó a La Nación cómo fue ir a la morgue y encontrarse con su hija viva, medio día después de que la dieron por muerta.

"Yo quería verla. Golpeamos la puerta de la morgue y salió una señora. Le explicamos y nos hizo pasar. Buscaron el cajoncito. Yo tomé aire y miré, sin saber qué iba a encontrar. El cuerpito estaba cubierto por una tela. Le vi la carita, tenía los ojos abiertos y giró la cara y la mano hacia mí. Hizo como un quejidito. Pensé que estaba loca. Grité: ¡Señora, ¿por qué mi bebe se está moviendo?! La señora de la morgue se acercó. Ya movía las manos y las piernitas. La levantó y empezó a caminar para la salida, pidiendo ayuda", recuerda Analía.

La beba estaba "dura como una botella congelada y tenía hielo en la cara", agregó el diario argentino. 

Foto publicada en La Nación, gentileza de la familia Verón.

Dejá tu comentario