SociedadMIDES | refugios

Justicia intimó al Mides a dar refugio a una madre junto a sus 5 hijos

La mujer y los pequeños debieron pernoctar en una comisaría de Pando por falta de cupo en los hogares que tiene el ministerio en la ciudad.

La Justicia de Familia de Pando intimó al Ministerio de Desarrollo Social (Mides) a dar albergue en un refugio a una mujer y a sus cinco hijos menores de edad, que el lunes debió dormir en la cocina de una comisaría, según publica El País.

La mujer, de 31 años, junto a sus hijos de 10, 9, 5, 2 y 1 año, acudió a la Seccional 7 de Pando en busca de un lugar para pasar la noche. Contó que se había ido de su casa porque personas mayores con las que convivía, amigos de su expareja, maltrataban a los pequeños.

De allí, la llevaron en un móvil policial a un hogar del Mides para madres con niños a cargo, pero las 40 camas estaban ocupadas, y que además le dijeron que necesitaban autorización de Montevideo para alojarla. Tampoco, en otro refugio que tiene el ministerio en la ciudad, fue posible albergar a la mujer y sus hijos, según la versión del matutino.

La familia debió volver a la Seccional y los agentes que intervinieron en el caso solicitaron ayuda a la Fundación Remar, donde le proporcionaron alimentos para que la mujer y sus hijos pudieran cenar en la cocina de la comisaría, donde debieron pernoctar.

Al día siguiente, la mujer concurrió a las oficinas del Mides en Pando en busca de una solución y no obtuvo respuesta, detalla la crónica de El País. Es ahí que interviene un jerarca policial de la Seccional 7 y se comunica con la jueza de Familia, Ada Siré, que le sugirió que pidiera nuevamente alojamiento en Remar.

Se hicieron las gestiones, y finalmente la mujer y sus hijos pudieron pasar la noche en un hogar para madres con niños que tiene la Fundación Beraca en el Prado. La familia fue traslada en patrullero desde Pando y llegó a Montevideo a las 2 de la mañana, ya era miércoles.

Para ese día, la doctora Siré había citado al Juzgado de Familia a la mujer y a jerarcas del Mides de Montevideo y Canelones. Tras la audiencia, la magistrada resolvió intimar al ministerio a solucionar el problema de alojamiento de la mujer y le otorgó un plazo de 10 días.

Desde el Mides, se aseguró que ya se están encargando del tema, aunque se reconoció la dificultad de conseguir plazas en los refugios debido a la alta demanda por el frío y más en este caso particular por tratarse de una familia numerosa.

Está buscando mecanismos para que sus hijos, que tienen entre un año y medio y diez años, puedan volver a concurrir al centro CAIF al que asistían.

De todas formas, desde el Mides admitieron que la Seccional no era el mejor lugar para ésta familia.

Dejá tu comentario