Justicia española reabre querella contra líder del Polisario por cuestión procesal

La justicia española decidió reabrir la querella por "genocidio" interpuesta contra el jefe de los independentistas saharauis del Frente Polisario, Brahim Ghali, debido a una cuestión procesal, anunció el miércoles el alto tribunal que había decidido archivarla en julio.

La justicia española decidió reabrir la querella por "genocidio" interpuesta contra el jefe de los independentistas saharauis del Frente Polisario, Brahim Ghali, debido a una cuestión procesal, anunció el miércoles el alto tribunal que había decidido archivarla en julio.

"La Audiencia Nacional ha revocado el sobreseimiento libre dictado por el juez Santiago Pedraz el 29 de julio respecto del líder del Polisario Brahim Ghali en relación con una querella presentada contra él por la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos [ASADEDH] por delitos de genocidio", indicó la instancia en un comunicado, en el que aludió a una "cuestión procesal".

A finales de julio, un magistrado decidió archivar esta querella que aludía a "hechos presuntamente cometidos contra ciudadanos marroquíes entre 1975 y 1990", estimando que ya habían prescrito, y que, además, "no se ha acreditado la comisión del delito de genocidio". En su decisión consideraba igualmente que "los testimonios de los testigos contradicen las afirmaciones de la querella", presentada inicialmente en 2008.

La hospitalización de Brahim Ghali en España en abril para tratarse de las complicaciones del covid-19 levantó la ira de Marruecos, enemigo frontal del Polisario. Tras declarar ante el juez por videoconferencia desde el hospital del norte de España en el que estaba, Ghali pudo regresar al día siguiente a Argelia, aliado principal del Frente Polisario, ya que el juez no le impuso ninguna medida cautelar.

Su presencia en España desató una grave crisis diplomática entre Madrid y Rabat, que alcanzó el punto culminante a mitad de mayo con la llegada de más de 10.000 migrantes al enclave norafricano español de Ceuta aprovechando una relajación de los controles por las autoridades marroquíes.

Brahim Ghali es objeto, además, de otra demanda todavía en trámite en España, presentada por Fadel Breika, disidente del Frente Polisario naturalizado español.

La cuestión del Sáhara Occidental, considerado como un "territorio no autónomo" por la ONU ya que su estatus no ha sido fijado de forma definitiva, enfrenta desde hace décadas a Marruecos y al Frente Polisario.

Los independentistas exigen que se celebre un referendo de autodeterminación contemplado por la ONU, mientras Marruecos, que controla más de dos tercios de la excolonia española, propone a lo sumo una autonomía bajo su soberanía.

Este miércoles, la justicia europea dio un duro revés a Rabat y Bruselas al anular dos acuerdos comerciales del bloque con Marruecos sobre productos agrícolas y pesqueros del Sáhara Occidental, en respuesta a un recurso presentado por los independentistas del Frente Polisario.

mig/vab/rs/erl

FUENTE: AFP

Temas de la nota

Dejá tu comentario