Sociedadpatria potestad | justicia

Justicia da razón a un padre que reclamó por crianza y lugar de residencia de su hijo

La madre del menor ya había alquilado un inmueble en Montevideo para residir con él y el resto de sus hijos, Pero tuvo que dar marcha atrás

La justicia de Maldonado no hizo lugar a una acción de ampro de una madre a efectos de impedir que su exesposo incidiera con sus decisiones en la crianza del hijo de ambos.

Esto incidió en otras decisiones que la mujer pensaba tomar junto al resto de su famiilia.

Así lo informa este lunes El País en base a fuentes judiciales.

Se trata de un niño con una condición dentro del espectro autista. De hecho, el argumento de la madre es que el menor iba a cursar sus estudios en un colegio especializado en inclusión de este tipo de casos en cursos regulares.

En Maldonado, dijo, no hay instituciones que puedan atenderlo en esas condiciones.

Uno de los factores claves del diferendo es que la madre pretendía mudarse de Maldonado a Montevideo en febrero de 2020.

Ella había alquilado un inmueble en la capital para acompañar a sus otros hijos, quienes están en edad de cursar carreras terciarias.

La resolución judicial deja a la mujer en una situación complicada: debe entregar el apartamento que ocupaba en Maldonado e intentar deshacer el contrato de arrendamiento que ya había firmado en Montevideo.

El tema llega a la instancia de Apelaciones. Allí se ratificó que no es un acto ilegal que el padre se niegue a renunciar a su patria potestad, que le permite -entre otras cosas- opinar sobre la educación de su hijo.

"Mal puede la madre pretender decidir al respecto", dice la sentencia

Dejá tu comentario