Jóvenes sin formación y adultos sin empleo, los más complicados

Uruguay baja su tasa de desempleo pero sigue la barrera de los que no pueden conseguir trabajo o ni siquiera se enteran de que hay oportunidades.

15 de febrero de 2013, 18:58hs

 

El desempleo en Uruguay hace años que se mantiene en niveles muy bajos, en el entorno del 6%. Políticos y analistas coinciden en que se está muy cerca del desempleo “estructural”, ese que es muy difícil de reducir por problemas de fondo de las personas que no consiguen trabajo.

En diciembre de 2012 el desempleo se ubicó en 5,5%, cerrando todo el año en un promedio de 6,1%.. El 2011 cerró en 6% y 2010 en 6,8%. Años anteriores llegó a estar por debajo de 6%. Y hasta ahí llega, porque más allá de estas cifras la oferta de empleo se encuentra con la falta de mano de obra. Quienes componen ese 5% de desempleo estructural no tienen formación alguna y generalmente son jóvenes que aún no consiguieron su primer trabajo, de nivel educativo escaso o nulo. También hay adultos que perdieron su empleo y que no han podido conseguir otro en años. Unos y otros quedaron fuera del circuito de formación y experiencia laboral, por lo que se les hace cada vez más difícil encontrar trabajo.

Ocurre también que este tipo de “trabajador” puede tener habilidades aprendidas en una labor específica que el mercado ya no requiere. Además, cambiaron las forman de ofrecer y buscar empleo y puede que estas personas ya ni siquiera se enteren de que hay un empleo al que quizá podrían aspirar. Las oportunidades se buscan y se encuentran cada vez más a través de medios electrónicos a los que muchos de quienes componen ese 5% (aproximado) no tiene acceso. Así lo explicó a Subrayado Federico Kuzel, gerente de consultoría en capital humano KPMG.

El diputado Álvro Vega (Partido Nacional) propone crear por ley polos tecnológicos para generar empleo, sobretodo para los jóvenes.

Dejá tu comentario