Políticaministerio de defensa | Fuerzas Armadas | José Bayardi

José Bayardi, el hombre al que el presidente apuesta para disciplinar a los militares

Médico, de 63 años, es fanático de la Constitución y de Defensor. Ya tiene experiencia como ministro y en polémicas con generales.

"No hay espacio para el retobe". La frase del nuevo ministro de Defensa José Bayardi desde este lunes marca la cancha sobre cómo seguirá el relacionamiento del gobierno con las Fuerzas Armadas en un momento de máxima tensión.

Lo hará junto a Andrés Berterreche, suplente del senador Mujica, exministro y viceministro de Ganadería, hombre del MPP, el sector que ha manejado tradicionalmente el Ministerio de Defensa en los tres gobiernos del FA.

En esta jornada, el Poder Ejecutivo cerró el círculo de los cambios con la asunción del nuevo comandante en jefe del Ejército, Claudio Feola. Asumíó en el IMES, el Instituto Militar de Estudios Superiores.

Feola, nacido en 1962, es el último general en ascender. Fue hombre cercano a Vázquez dado que tuvo funciones como edecán durante el gobierno.

En su primera declaración a los medios luego del acto, Feola aseguró que no puede condenar los hechos del pasado reciente sobre los desaparecidos. Dijo no conocer "la veracidad de esos actos del terrorismo de Estado", según informa Danilo Tegaldo, periodista de Subrayado.

Estas palabras del general develan de algún modo cuál será su punto de apoyo en la gestión. La organización Familiares reclamaba una posición más firme del nuevo comandante.

feola-asume-comandante.jpg
Feola asume en el IMES. Allí concurrió Vázquez a dar apoyo a su exedecán
Feola asume en el IMES. Allí concurrió Vázquez a dar apoyo a su exedecán

La pregunta que muchos se hacen es qué cambiará con el nuevo ministro Bayardi.

El diario El País lo define como "un político experiente con fuerte personalidad" y El Observador califica su nueva entrada como "el regreso de un duro".

"Hubiera sido un desertor si hubiera rechazado el llamado", dijo Bayardi, quien asumió en marzo de 2008 y dejó el ministerio en agosto de 2009, en pleno año electoral.

El nuevo ministro de Defensa ya ha sabido polemizar con la plana mayor de las Fuerzas Armadas por el tema de los desaparecidos y mantuvo enfrentamientos con jerarcas castrenses por falsas informaciones brindadas en la comisión de seguimiento.

Conoce la "lógica interna militar" y tiene relación personal con generales y coroneles en funciones. De hecho debe definir y completar la nueva plana del generalato entre sus muchos cometidos de aquí al final del gobierno.

EL HOMBRE QUE NO QUERÍA CARGOS

Bayardi, médico de profesión, ya fue ministro y viceministro de la cartera. Presidía hasta este fin de semana la Vertiente Artiguista, pero estaba semiretirado y había anunciado que no integraría listas en las próximas elecciones.

No estaba pensando en un regreso a los primeros planos. Incluso había declinado algún ofrecimiento durante este gobierno por no sentirse "en el perfil" adecuado.

Bayardi fue diputado durante 25 años, desde 1990. Trabajó en temas de salud, pero también en comisiones de Defensa, donde conoció de cerca el tema militar.

En un perfil publicado este lunes en El País se señala que es un conocedor puntilloso de la Constitución de la República. Sus compañeros, medio en serio y medio en broma, le llaman "médico constitucionalista" como forma de resaltar su expertise en la materia a los niveles de un jurista.

Hasta hace pocas horas, Bayardi aspiraba a integrar la dirigencia de Defensor Sporting por la Lista , que proclamaba como candidato a presidente a Jorge Casales. Fue vencida por la lista 5 conformada por Ney Castillo.

Más allá de eso es un hombre de perfil bajo. Se lo considera como parte de la "Generación 83" que se dio en el marco universitario y protagonizó la salida hacia la democracia.

Desde la primera entrevista desde su nombramiento intentó poner paños fríos a la situación. El nuevo secretario de Defensa llamó a la "calma" y dijo que "no hay una crisis" institucional.

ASUME BAYARDI

Sin embargo, el presidente Tabaré Vázquez tuvo que echar mano a su experiencia como hombre que manejó las Fuerzas Armadas luego de descabezar el ministerio y el Ejército.

Lo que pasó todavía no está claro. Hubo desinteligencias y situaciones personales (problemas personales, el factor Manini, descontento militar) que provocaron una tormenta perfecta sobre el edificio de la avenida 8 de octubre.

El exministro Menéndez está con serios problemas de salud, y el viceministro Montiel fue descartado como sucesor.

Azucena Berrutti tiene 90 años y ya está alejada de la política activa. El otro funcionario que estuvo en la cartera fue Luis Rosadilla, quien se retiró por problemas de salud y luego fue asesor en la OEA.

"EL ÑATO" Y LA AGENDA

Desde la muerte de Eleuterio Fernández Huidobro, la relación del gobierno con los militares se había deteriorado, entre otras cosas por una agenda (Caja Militar, Ley Orgánica, reducción de efectivos, revisión de las misiones de paz) que tenía nerviosos a los mandos superiores de la oficialidad.

Huidobro era un ministro respetado por los militares, especialmente por su trato cercano con la logia Tenientes de Artigas, de la que fueron gran parte de los coroneles y generales que han tenido actuación pública.

La defensa del fallecido ministro al estamento militar ha sido elogiada incluso por el excomandante Guido Manini Ríos quien confesó en una reciente entrevista "tener muchas cosas en común" con quien fuera uno de los jefes de los tupamaros.

Este apoyo -que fue en lo social, pero también en lo político- le costó a Huidobro críticas de las organizaciones sociales que bregan desde hace más de 30 años por verdad y justicia. familiares y el entonces ministro tuvieron varias polémicas en ese sentido.

Desde que fue gobierno por primera vez, el FA sabía que el tema militar iba a ser de los más difíciles de tratar, junto con los asuntos de seguridad.

Pero el grado de crisis de las últimas semanas fue el detonante de muchos temas que venían manteniéndose a raya.

En los últimos días Vázquez destituyó a dos comandantes en jefe en menos de diez días y envió el pedido de pase a retiro de varios generales por el escándalo que generaron las actas militares en las que hay detalles de muertes y desapariciones ocurridas durante la "guerra sucia" y la posterior dictadura militar.

Dejá tu comentario