Show Jeff Bezos | vuelos espaciales

Jeff Bezos dice que se unirá al primer viaje de turismo espacial de Blue Origin el 20 de julio

El fundador de Amazon Jeff Bezos anunció este lunes que se unirá al primer vuelo de turismo en el espacio lanzado por su compañía de cohetes Blue Origin.

El fundador de Amazon Jeff Bezos anunció este lunes que se unirá al primer vuelo de turismo en el espacio lanzado por su compañía de cohetes Blue Origin.

"Desde que tenía cinco años, he soñado con viajar al espacio. El 20 de julio, haré ese viaje con mi hermano", dijo Bezos en su cuenta de Instagram.

Blue Origin dijo que Bezos y su hermano Mark viajarán en el primer vuelo tripulado del cohete New Sheperd de la compañía.

La empresa está subastando el tercer puesto, una puja que actualmente supera los 2,8 millones de dólares y ha atraído a más de 6.300 personas de 143 países.

El viaje durará en total de 10 minutos, pero los pasajeros solo pasarán cuatro de ellos sobre la línea Karman que marca la frontera entre la atmósfera terrestre y el espacio.

Tras el despegue, el cohete se separará de su impulsor, luego permanecerá a una altura de más de 100 kilómetros durante cuatro minutos, en los cuales los pasajeros podrán experimentar la falta de gravedad y ver la curvatura de la Tierra desde el espacio.

El impulsor aterrizará de manera autónoma en una base a dos millas del sitio de lanzamiento, y el cohete descenderá amortiguado por tres grandes paracaídas hasta su aterrizaje.

New Sheperd ha realizado más de una docena de vuelos de prueba no tripulados desde su base en Texas.

El cohete reutilizable fue bautizado en honor a Alan Sheperd, el primer estadounidense que viajó al espacio, hace 60 años.

Lo recaudado por la subasta irá a Club for the Future, la fundación de Blue Origin que busca inspirar a los jóvenes a seguir carreras científicas.

Tras la primera subasta, Blue Origin ofrecerá boletos a la venta.

Duelo de millonarios

La compañía no ha revelado los precios, pero se espera que la clientela se componga principalmente de millonarios.

El cohete, sin piloto, tiene seis asientos con respaldares horizontales, ubicados junto a grandes portillas, en una cabina futurística de elegante iluminación.

Virgin Galactic, la compañía fundada por el millonario británico Richard Branson, también está desarrollando una nave capaz de enviar a turistas al espacio. Unas 600 personas han reservado vuelos, que cuestan entre 200.000 y 250.000 dólares.

Space X, de Elon Musk, planea vuelos orbitales que costarían millones de dólares para llevar a los interesados aún más lejos en el espacio.

Bezos anunció a principios de año su retiro como director ejecutivo de Amazon para dedicarse a otros proyectos, como Blue Origin.

Mantiene una abierta rivalidad con Musk, que con su empresa Space X ya ha enviado a astronautas a la Estación Espacial Internacional y compite por contratos con el gobierno estadounidense.

Jeff Bezos, de 57 años, y fundador del grupo Blue Origin, es el hombre más rico del mundo con 202.000 millones de dólares, mientras que Elon Musk, de 48, el excéntrico patrón de Tesla y SpaceX, ocupa la tercera posición con 167.000 millones de dólares, según Forbes.

Negocios en anda ancha como telón de fondo

Esta rivalidad, que aviva el interés de la prensa desde hace años, se cristaliza hoy en dos grandes proyectos para desarrollar internet de banda ancha y los objetos conectados, y el de los vuelos tripulados al espacio, bajo forma de misiones o de turismo.

El desarrollo de proyectos espaciales se hace mediante fructíferos contratos públicos propuestos principalmente por la Nasa y por el ejército estadounidense, que suelen subcontratar de manera creciente en el sector privado, lo que permite a estas empresas disponer de presupuestos considerables para desarrollar programas con fines comerciales

La tierra parece demasiado pequeña para que cohabiten los dos jefes multimillonarios Elon Musk et Jeff Bezos, que libran una batalla despiadada por convertirse en el próximo emperador del espacio.

Lejos de la imagen idealizada del espacio, el duelo de estos dos hombres ofrece no pocos golpes bajos.

El lunes por la noche, Elon Musk publicó un tuit especialmente sugestivo y de connotación sexual sobre un proyecto de Jeff Bezos de desarrollar un artefacto de alunizaje para la Nasa, que finalmente se llevó SpaceX, la división espacial del propio Bezos, también jefe de Tesla.

"Es más que una batalla por el espacio" comenta Dan Ives, analista para la sociedad Wedbush. "Es una batalla de egos".

Es "algo personal" entre los dos hombres, que lanzaron sus sociedades espaciales a principios de los años 2000, y están codo con codo en el ranking de las grandes fortunas.

FUENTE: AFP

Dejá tu comentario