AFP

Jefa de FMI llama al G20 a prevenir "doble choque devastador" contra países más pobres

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, exhortó el miércoles a los países más ricos del mundo a actuar más rápidamente en favor de los más pobres, que enfrentan un "doble choque devastador" provocado por la pandemia.

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, exhortó el miércoles a los países más ricos del mundo a actuar más rápidamente en favor de los más pobres, que enfrentan un "doble choque devastador" provocado por la pandemia.

"Los países más pobres se enfrentan a un doble choque devastador", de perder la carrera contra el virus y desaprovechar las inversiones necesarias para asentar el crecimiento económico, dijo Georgieva.

"Es un momento crítico que llama a una acción urgente de parte del G20 y de los actores políticos en todo el mundo".

En una publicación previa a la reunión de Finanzas del G20, del 8 al 10 de julio en Venecia, Georgieva advirtió de las "crecientes divergencias" entre ricos y pobres, y recalcó que hay que imprimir velocidad para ayudar al mundo en desarrollo con vacunas y posteriormente con sus reformas económicas.

Mientras Estados Unidos se encamina a su mayor crecimiento desde 1984 y China y la eurozona están retomando el ritmo, los países en desarrollo están quedando atrás debido a una pandemia que no termina, insuficiencia de vacunas y la incapacidad de aplicar políticas de ayuda a la población.

"El G20 puede hacer la diferencia", subraya el FMI, apuntando a la necesidad de un enfoque multilateral para compartir vacunas, financiarlas e invertir en acelerar su producción.

El FMI ha propuesto una plan en conjunto con la Organización Mundial de la Salud, el Banco Mundial y la Organización Mundial del Comercio para expandir el acceso a las vacunas.

Sería un "punto de inflexión global" que salvaría cientos de miles de vidas y aceleraría la recuperación, dijo Georgieva.

La institución con sede en Washington estima que los países de ingresos bajos deben desembolsar 200.000 millones de dólares en cinco años solo para combatir la pandemia, y otros 250.000 millones para las reformas económicas que les permitan alcanzar el ritmo de recuperación de las naciones más ricas.

Pero Georgieva dijo que no lo pueden hacer por sí solos y que los países ricos deben "redoblar esfuerzos".

La suspensión de pagos de la deuda externa a los países del G20 "fue un respiro presupuestario", reconoció el FMI.

"Pero dada la necesidad de acordar un alivio permanente de la deuda, debemos hacer que el nuevo marco común sea plenamente operativo", recomendó Georgieva.

En noviembre de 2020, los países del G20 adoptaron un "marco común" para manejar las eventuales reestructuraciones de deudas de 73 de los países más pobres del planeta.

Dt/dax/rsr/mas

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario