PolicialesJairo Sosa | Los Chingas | Casavalle

Jairo, el líder de Los Chingas, estuvo cuatro meses en el Vilardebó por matar a su abuelo

A los cinco días de ser liberado mató a un excompañero del Penal de Libertad. .

Jairo es hijo de "la Moni", líder de la banda conocida como "Los Chingas" de Casavalle, enfrentada por temas territoriales con "Los Camala", otro grupo criminal del barrio.

El 7 de abril de 2017, asesinó a su abuelo Waldemar Ross. Discutieron por la violencia en el barrio.

Ross, de 68 años, pretendía que "Los Chingas" dejaran en paz a los vecinos.

Jairo sorteó el debate con un disparo. Lo hizo delante de su abuela y tías.

La justicia declaró inimputable al joven atacante de 22 años.

No fue a prisión: se determinó su internación en el Hospital Vilardebó.

Según relata El Observador, con las cartas a la vista, no se sabe cómo se determinó su inimputabilidad, ni cuál fue el criterio para liberarlo, apenas cuatro meses después de haber cometido un asesinato a sangre fría de un familiar directo.

En diciembre de 2017 fue detenido por portar una carabina M1 con 30 cartuchos de munición.

Fue liberado el 16 de agosto de 2018. En esas horas "La Moni" era conducida preventivamente a prisión por el robo de agua y luz de una casa que había ocupado a la fuerza, desalojando a sus propietarios originales.

El Ministerio del Interior empezaba así a preparar el terreno para la demolición parcial de Los Palomares.

Jairo salió de la cárcel sin saber que esto se estaba procesando.

Tras cinco días de libertad, su nueva víctima se llamó Jonathan Ferreira.

Habían sido compañeros en el Penal de Libertad y estaban enemistados por problemas de drogas.

El fiscal Juan Gómez recogió al menos tres testimonios fidedignos de que Sosa lo mató con un arma robada a un policía en 2016.

Por ese delito era buscado por la Policía y fue detenido el miércoles 5. Lo hallaron en la vivienda de Pasaje 316 de Casavalle. Tenía consigo una 9 mm descargada.

La Policía estaba en el barrio trabajando en la demolición parcial de Los Palomares cuando cayó por este tema.

Innumerables vecinos lo señalaban como el más violento de "Los Chingas", y como un líder en ascenso

Ya había sido condenado en 2015 por hurto. En diciembre de 2016 se le aplicó una falta por manejar una moto sin licencia de conducir.

También tenia tres denuncias por violencia doméstica hechas por su madre.

Había razones suficientes para creer que era real su amenaza al sociólogo Gustavo Leal del Ministerio del Interior.

Dejá tu comentario