guerra en medio oriente

Israel y Hamás acuerdan tregua de cuatro días y liberación de 50 rehenes

Tras semanas de negociaciones mediadas por Catar, el gobierno del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, aceptó el acuerdo tras una reunión que duró casi toda la noche del martes.

Israel y Hamás anunciaron este miércoles un acuerdo para la liberación de al menos 50 rehenes en poder del movimiento islamista a cambio de presos palestinos y una tregua en la Franja de Gaza tras semanas de guerra y asedio.

"El gobierno aprobó las grandes líneas de la primera etapa de un acuerdo según el que al menos 50 personas secuestradas (mujeres y niños) serán liberadas durante cuatro días a lo largo de los cuales habrá un respiro en los combates", informó Israel.

Tras semanas de negociaciones mediadas por Catar, el gobierno del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, aceptó el acuerdo tras una reunión que duró casi toda la noche del martes.

Catar confirmó el acuerdo para una "pausa humanitaria", cuyo inicio "será anunciado en las próximas 24 horas y durará cuatro días, con la posibilidad de prolongarla".

Netanyahu afirmó que aceptar el trato fue "una decisión complicada, pero es una decisión correcta".

Su gabinete se encontraba bajo presión de las familias de los cerca de 240 rehenes apresados por el grupo islamista Hamás durante el ataque del 7 de octubre en Israel, que dejó 1.200 muertos, en su mayoría civiles, según las autoridades israelíes.

"Estamos muy felices", dijo en un comunicado la principal asociación israelí de familias de secuestrados de Hamás, el Foro de Rehenes y de Familias Desaparecidas. "De momento no sabemos exactamente quién será liberado ni cuándo".

Desde el ataque, Israel lanzó una ofensiva contra Gaza que según Hamás ha dejado más de 14.000 muertos en este territorio palestino.

"Extraordinariamente satisfecho".

Dos fuentes de ambos bandos indicaron que el acuerdo contempla la liberación de 50 rehenes a manos de Hamás a cambio de 150 presos palestinos en Israel.

El gobierno israelí precisó que sus fuerzas armadas "continuarán la guerra para devolver a todas las personas secuestradas, eliminar Hamás y garantizar que no hay ninguna amenaza para el Estado de Israel desde Gaza".

Hamás celebró en un comunicado el acuerdo de "tregua humanitaria" y aseguró que sus disposiciones fueron "formuladas conformemente a la visión de la resistencia", pero mantuvo un tono desafiante. "Confirmamos que nuestros dedos seguirán en los gatillos".

En ambos bandos, las personas beneficiadas son mujeres y niños, indicó Hamás.

Un alto funcionario de la Casa Blanca declaró que entre los liberados habrá tres estadounidenses, entre ellos una niña de tres años.

El presidente estadounidense, Joe Biden, afirmó estar "extraordinariamente satisfecho".

El acuerdo fue celebrado por grandes potencias como Alemania, China, Francia, el Reino Unido y Rusia.

El presidente de Egipto, Abdel Fatah al Sisi, que participó en las conversaciones calificó la negociación como "un éxito" y Turquía afirmó que espera que ayude a "terminar con el conflicto".

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, celebró el acuerdo como "un paso en la dirección correcta", pero afirmó que "queda mucho por hacer", indicó un portavoz en un comunicado.

La Autoridad Palestina, que gobierna en Cisjordania, también celebró el acuerdo pero reiteró su petición de "un cese total de la agresión de Israel", declaró en la red X, antes conocida como Twitter, el alto funcionario palestino Husein al Sheij.

Israel publicó una lista con 300 presos palestinos que serán considerados, sin especificar quienes serán liberados.

"No sabemos quién será liberado primero, y eso es un problema para nosotros a la hora de informar a las familias", afirmó Amani Sarahneh, portavoz del Grupo de Defensa de los Presos Palestinos.

En la lista de presos palestinos está Shrouq Dwayat, condenada por intento de asesinato en un ataque a cuchillo en 2015.

Su madre, Sameera Dwayat, relató a la AFP que tiene "sentimientos encontrados", pese a que esperaba que su hija fuera liberada en un canje. Tengo "un gran dolor en el corazón" por los niños muertos en Gaza, afirmó.

Una verdadera "tragedia".

El acuerdo representa un respiro para la población de Gaza, sometida a un "asedio total" por parte de Israel, que bloquea los suministros de comida, agua, electricidad y medicinas.

La ONU estima que la guerra desplazó a casi 1,7 de los 2,4 millones de habitantes de la Franja.

Una verdadera "tragedia" sanitaria se perfila en el territorio palestino, advirtió el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

"Si alcanzan una tregua de cinco días ahora, creo que allanará el camino para treguas más largas o incluso un alto el fuego total", dijo esperanzado Hamza Abdel Razeq, residente en Rafah, en el sur de la Franja.

"La gente realmente está sufriendo", explicó a AFP.

"Una guerra contra los hospitales".

Israel pareció continuar sus operaciones en el norte de Gaza este miércoles y varios testigos afirmaron que hubo bombardeos al amanecer en la zona del hospital Kamal Adwan.

El personal médico trató a supervivientes que estaban ensangrentados y todavía cubiertos de polvo y en las calles otros residentes de esta zona huyeron entre los escombros.

El movimiento islamista acusa a Israel de librar "una guerra contra los hospitales" en Gaza.

Las autoridades israelíes argumentan que Hamás utiliza los hospitales con fines militares y que usa a los civiles como "escudos humanos", algo que el movimiento palestino desmiente.

FUENTE: AFP

Temas de la nota