Nacional

Israel agradeció a Almagro “atención personal” por amenazas a Embajada

El canciller islraelí envió una carta en la que destaca “el claro y franco compromiso” con la seguridad de diplomáticos y la comunidad judía uruguaya.

 

EL gobierno de Israel expresó su “agradecimiento” a la administración del presidente José Mujica por ocuparse de la seguridad de los diplomáticos de su Embajada en Montevideo, así como de la comunicad judía en Uruguay en su conjunto.

Lo hizo a través de una carta que el canciller israelí, Avigdor Lieberman, le envió a su par uruguayo, Luis Almagro.

 

“Carta del Ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Avigdor Lieberman, al Ministro Luis Almagro.

Se copia asimismo traducción no oficial de la misma:

Su Excelencia,

Quisiera expresarle mi sincero agradecimiento por su claro y franco compromiso con la seguridad del personal de la Embajada de Israel en Uruguay y con la comunidad judía uruguaya en su totalidad.

Gracias, en particular, por la atención personal dedicada para atender las recientes amenazas de seguridad concernientes a nuestra Embajada.

Espero continuar trabajando por la mejora de nuestras ya cálidas relaciones y para expandir nuestra cooperación bilateral en las diversas áreas de mutuo interés.

Por favor acepte, Su Excelencia, las seguridades de mi más alta consideración.

Atentamente.

Avigdor Liberman

Montevideo, 24 de febrero de 2015”

 

Este agradecimiento refiere a dos potenciales amenazas que generaron preocupación en las autoridades israelíes en Montevideo, y en los que se vinculó a la Embajada de Irán en Uruguay.

El primero fue la aparición de un maletín junto a un contenedor de residuos en frente de la antigua sede de la Embajada de Israel, en Bulevar Artigas.

El maletín resultó que lo había dejado allí un hurgador. Solo tenía papeles y no representó una amenaza real.

Sin embargo, los servicios de seguridad de la Embajada identificaron ese mismo día (24 de noviembre de 2014), a un diplomático iraní en las cercanías de donde apareció el maletín.

Alertado de esta situación, el canciller Almagro llamó en consulta al embajador de Irán en Montevideo  y le expresó que esa “coincidencia” era “inadmisible”.

En esa reunión el embajador iraní le dijo a Almagro que el funcionario en cuestión había terminad su misión en Uruguay y había vuelto a Irán.

El segundo caso fue el 8 de enero de este año. Un artefacto que conectado hubiera sido un explosivo apareció cerca del World Trade Center de Pocitos, donde está la nueva sede de la Embajada de Israel.

También se informó que a un diplomático iraní se lo vio cerca de la zona, pero no fue confirmado.

En ambos casos la Policía y el Ejército intervinieron para desactivar cualquier potencial explosivo real, que en ninguno de los casos fue tal.

El canciller Almagro anunció después, de forma pública, que había reforzado la seguridad de los diplomáticos israelíes y de las organizaciones judías en Uruguay.

 

Dejá tu comentario