ShowIsmael Serrano | España | cultura

Ismael Serrano: "muchas veces me pregunto dónde están los músicos" en tiempos de crisis

Ismael Serrano desembarca en Uruguay con "Hoy es siempre", los días 13 y 14 de junio, en el Auditorio Nacional del Sodre.

Identidad, justicia social, relato, memoria colectiva y crítica, son algunas de las palabras que marcan la tónica de la conversación con el cantautor madrileño.

Referencias permanentes a trances históricos y movimientos sociales develan su visión del rol de la canción y de la cultura.

“Canción de protesta” o “poesía social” como él le llama, es el recurso que elige para “dar el grito al borde del abismo” y acompañar la vanguardia de los cambios políticos y sociales.

Toma prestado el verso de Antonio Machado, “Hoy es siempre”, para nombrar el disco y la gira que lo trae a Uruguay, y que recoge 20 años de trayectoria que comenzó con su lúcida crítica al relato de los jóvenes de la generación del Mayo Francés en la canción "Papá cuéntame otra vez".

Eligió este verso del poeta español para celebrar que hoy, como hace 20 años, es fiel a sus principios.

Hoy como siempre me gustaría pensar que sigo fiel a mis principios, y quiero pensar que lo seguiré siendo.

Serrano trabaja con la convicción de que la canción cumple la función social de generar señas de identidad, "espacios de encuentro, que finalmente son las canciones, para entender que no se está solo cuando se cuestiona la realidad".

En esta línea reflexiona que su generación no ha sido capaz de generar un relato propio, pero advierte con optimismo que "al día de hoy sí existe una generación de gente muy muy joven que sí está siendo capaz de construirlo".

El 15-M en España, o "movimiento de los indignados", es una de las expresiones populares a las que Serrano alude cuando afirma que las nuevas generaciones están a la altura de su tiempo, generando nuevos liderazgos políticos, nuevas críticas, y nuevos proyectos de futuro.

Sus maestros hablaron de la Guerra Civil, del franquismo, de las hambrunas y las matanzas de un mundo que llegó al borde de la autoeliminación en la Segunda Guerra Mundial; los dramas del mundo moderno nutren el trabajo de Ismael Serrano.

En conversación con Subrayado confesó que cree que los músicos no han sabido ponerle banda sonora a los cambios políticos y sociales de las últimas generaciones.

"Muchas veces me pregunto dónde están los músicos", sostiene, y afirma que "se ha perdido ese espíritu crítico, y se ha dejado de lado un poco el cantarle a los anhelos colectivos, a las frustraciones colectivas, y a las esperanzas de todos", optando por dedicarse a lo que llama "la eterna canción de amor".

De alguna manera se ha perdido ese espíritu crítico y se ha dejado de lado un poco el cantarle a los anhelos colectivos, a las frustraciones colectivas, y a las esperanzas de todos, y dedicarnos más a la eterna canción de amor, que a menudo, según, parece que es la misma una y otra vez

También hace hincapié en la importancia del estudio del pasado reciente, y apela a la canción como un recurso de salvaguarda y recuperación de la memoria histórica y social colectiva.

"Nosotros estamos ahora viviendo en Europa el auge de la ultraderecha, y de muchos escenarios en diferentes países. Escenarios que recuerdan a los episodios más tristes y más oscuros de la historia compartida con todos los europeos y demás, con lo cual quizás si fuéramos capaces de hacer un ejercicio de memoria más claro y más rotundo y demás, nos daríamos cuenta de lo peligroso que es transitar ciertos caminos", sostiene.

La poesía y el relato comprometido de Ismael Serrano desembarcan en el Auditorio Nacional del Sodre, los días 13 y 14 de junio, desde las 21 horas.

Embed

Dejá tu comentario