Internacionales Irán | CIA | espionaje | Estados Unidos | explosión | Nuclear | Información | misiles

Irán ejecutó a exempleado de su programa aerespacial, acusado de espiar para la CIA

Se especula que dio cuenta de información sobre el programa de enriquecimiento de uranio y de los últimos accidentes en plantas nucleares

Irán ejecutó a un hombre hallado culpable de espionaje a favor de Estados Unidos a través de la venta de informaciones sobre el programa de misiles del país, indicó este martes un portavoz del sistema judicial iraní, Gholamhossein Esmaili.

La pena fue ejecutada “la semana pasada para Reza Asgari (que) era un empleado jubilado de la división aeroespacial del ministerio de Defensa”, a declaró Esmaili, citado por el portal oficial Mizan Onlin.

Asgari había recibido importantes sumas de dinero de parte de los servicios de inteligencia de Estados Unidos “tras su jubilación vendiéndoles las informaciones que tenía sobre nuestros misiles”.

“Fue identificado, juzgado y condenado a muerte”, indicó Esmaili.

Irán va a ejecutar a otro iraní, Mahmud Mussavi Majd, que suministró informaciones a Estados Unidos y a Israel sobre los desplazamientos del general Qassem Soleimani, muerto en un ataque perpetrado por Washington a principios de enero en Bagdad, agregó el portavoz.

Qué información

No se dieron detalles concretos sobre la información que supuestamente había pasado Asgari o si estaba vinculada a una serie de explosiones misteriosas recientes para sacudir una instalación nuclear iraní y otros sitios sensibles.

Las explosiones se han atribuido en gran medida a Washington, Jerusalem o ambos.

En el caso más significativo, se causaron grandes daños a una instalación de enriquecimiento de uranio utilizada para la producción de centrifugadoras en el emplazamiento nuclear de Natanz. Otra explosión “pareció provenir de la dirección de una base de misiles”, informó The New York Times.

Una semana antes de la explosión de Natanz, se sintió una explosión en Teherán, aparentemente causada por una explosión en el complejo militar de Parchin, que los analistas de defensa creen que alberga un sistema de túneles e instalaciones de producción de misiles.

Otros espías a ejecutar

Esmaili señaló además que la sentencia de muerte de Mahmoud Mousavi Majd, un iraní acusado de espiar para la CIA y el Mossad de Israel, aún no se había ejecutado.

El mes pasado, Irán declaró que ejecutaría a Musaví Majd, que había estado viviendo en Siria y que supuestamente fue pagado por las dos agencias.

Se le acusó de estar en contacto con asesores militares iraníes que operaban en el país mientras reunía información de inteligencia sobre el ministro de defensa iraní, la Fuerza Al-Quds extraterritorial de los Guardianes de la Revolución y los movimientos de los oficiales militares, incluyendo al jefe de la Fuerza Al-Quds, el general Qassem Soleimani, que murió en un ataque aéreo estadounidense en Bagdad en enero.

En junio, Irán mencionó que otro presunto espía, Jalal Hajizavar, había sido ahorcado en una prisión cerca de Teherán. El informe decía que Hajizavar, también un antiguo empleado del Ministerio de Defensa, había admitido en el tribunal que le pagaron para espiar para la CIA. El informe decía que las autoridades también habían confiscado el equipo de espionaje de su residencia. El tribunal condenó a la esposa de Hajizavar a 15 años de cárcel por su papel en el espionaje.

En febrero, Irán dictó una sentencia para Amir Rahimpour, otro hombre condenado por espiar para los Estados Unidos y conspirar para vender información sobre el programa nuclear de Irán.

Teherán anunció en diciembre que había arrestado a ocho personas “vinculadas a la CIA” y que participaban en las protestas callejeras nacionales que estallaron el mes anterior por un sorpresivo aumento del precio de la gasolina.

También añadió en julio del 2019 que había desmantelado una red de espionaje de la CIA, arrestó a 17 sospechosos entre marzo del 2018 y marzo del 2019 y condenó a algunos de ellos a muerte.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump en ese momento desestimó la afirmación como “totalmente falsa”.

Dejá tu comentario