Nacional

Investigan lesiones graves en un bebé internado en el Hospital Policial

El Ministerio del Interior envió un documento a la Suprema Corte en el que advierte inacción de varios jueces en el caso.

 

Una denuncia sobre supuesto maltrato a un niño lleva siete meses sin avances en la Justicia, lo que motivó una nota del Ministerio del Interior al presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) Ricardo Pérez Manrique, expresando preocupación por lo sucedido y las demoras.

El documento fue elevado en el marco de un convenio entre la Corte y el Ministerio para trabajar en casos de violencia doméstica.

De acuerdo al texto, al que accedió Subrayado, el 16 de febrero dos médicas del Hospital Policial denunciaron ante la Seccional 13 posibles signos de maltrato hacia un bebé de cuatro meses, hijo de dos policías residentes en una localidad de San José.

Según la denuncia el bebé fue ingresado con un “fallo cerebral agudo de causa no clara”.

El caso fue elevado al Juzgado Penal de 17 turno y en abril hubo nuevas comunicaciones por parte de la Policía.

En mayo asumió competencia el Juzgado de Familia especializado en Violencia Doméstica de cuarto turno, y el 14 de julio se denuncia ante la Unidad Especializada de Violencia Domestica que el menor sufrió una nueva lesión en el maxilar inferior, “considerada no accidental”.

El documento del Ministerio del Interior indica que en agosto hubo una nueva denuncia por parte del Hospital Policial, porque se constató una fractura de fémur en su pierna izquierda.

El texto detalla que hasta ese momento hubo pedidos de exámenes forenses e indagatoria a los padres.

PADRES. El legajo incluye la declaración de ambos padres. El hombre dijo que una vez se quedó un momento solo con el niño en su casa.

Declaró que el pequeño se desmayó y por eso le realizó masaje cardíaco para ver si reaccionaba. Cuando llegó la madre fueron a una emergencia medica donde se le observan convulsiones.

Tras pasar por otro centro de salud, en la noche llegaron al Policial. En su declaración la madre coincide con el relato y descarta un posible hecho de violencia.

Los padres declararon que la situación creada llevó a que sufrieran hostigamiento en su trabajo y a ser vigilados dentro del hospital.

Mientras tanto el informe medico descartó causas infecciosas o tóxicas en el fallo cerebral y la necesidad de rehabilitación con fisioterapia en el futuro.

Cuando se los indagó por la última fractura, los padres sostienen que ese día, desde las 7 de la mañana quedó el padre con el pequeño en el hospital y que en el control de rutina se dijo que debían hacerle una placa, pero sin informar la causa.

Al confirmarse la fractura los padres aseguran que fueron acusados por dos médicos. En su defensa alegan que la cuna del bebe estaba junto al ventanal de enfermería, ya que los tenían controlados.

De acuerdo a su declaración, no les dan el alta porque no hay resolución judicial. Sin embargo tampoco hay medidas cautelares en su contra, pese a las denuncias sobre las causas “no accidentales” de las lesiones del bebe.

Al momento el menor sigue internado y bajo cuidado de sus padres.

 

Dejá tu comentario