AFP

Intereses estadounidenses enfrentan oleada de ataques en Irak

Tres cohetes fueron lanzados este jueves contra la embajada estadounidense en Bagdad, tras una jornada marcada por fuertes ataques contra intereses norteamericanos en el país de Oriente Medio, informó el ejército iraquí.

Tres cohetes fueron lanzados este jueves contra la embajada estadounidense en Bagdad, tras una jornada marcada por fuertes ataques contra intereses norteamericanos en el país de Oriente Medio, informó el ejército iraquí.

Las baterías de defensa C-RAM se activaron durante la noche, constataron periodistas de AFP, y el ejército de Irak aseguró que ninguno de los tres cohetes alcanzó la sede diplomática, aunque afectaron sitios cercanos a la ultraprotegida Zona Verde de Bagdad.

Los ataques raramente son reivindicados, pero suelen ser saludados por grupos proiraníes en Irak.

El lanzamiento de cohetes ocurrió una semana después de los bombardeos estadounidenses en Siria e Irak contra posiciones de la poderosa coalición militar proiraní Hachd al-Chaabi.

Una decena de milicianos murieron en esos ataques, y Hachd prometió "venganza".

Horas antes de los tres cohetes del jueves, fueron lanzados 14 proyectiles contra la base aérea militar de Ain al Asad, en el oeste de Irak, que alberga a militares estadounidenses, con un saldo de tres heridos leves, anunció en Twitter el coronel Wayne Marotto, portavoz de la coalición internacional antiterrorista en el país de Oriente Medio.

"Cerca de las 12H30 hora local, la base aérea de Ain Al Asad fue atacada con 14 cohetes. Cayeron en la base y en su perímetro. Se activaron los sistemas de defensa. Las informaciones preliminares dan cuenta de tres heridos leves", escribió Marotto.

Posteriormente, la embajada estadounidense en Bagdad se vio amenazada por un dron, que fue abatido.

El martes por la noche, un ataque con drones explosivos impactó el aeropuerto internacional de Erbil, en el Kurdistán iraquí (norte), que acoge también una base de la coalición internacional contra la organización yihadista Estado Islámico.

Desde comienzos de año se han producido 49 ataques contra intereses de Washington en Irak, donde hay desplegados 2.500 soldados estadounidenses.

El novedoso uso de drones es un problema para la coalición puesto que estos aparatos pueden eludir las baterías de defensa C-RAM instaladas por el ejército estadounidense para defender a sus tropas.

bur-cf/sbh/elm/mas/rsr

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario