Internacionales

Intentó calmar a un perro para cortarle el pelo y lo mató

Un peluquero de perros argentino podría ir a prisión luego de que aplicara un sedante a un animal sin estar habilitado por la ley. El perro falleció tras la inyección.

 

Un peluquero de perros fue procesado por la Justicia argentina y podría tener una pena de hasta un año de cárcel, ya que intentaba tranquilizar a un animal para cortarle el pelo y para ello le dio un sedante que terminó matándolo.

Según informa el canal argentino Todo Noticias en su sitio web, Alejandro Mario Cabibbo fue imputado por presuntamente haber violado la ley 14.072, que reglamenta el ejercicio profesional de la medicina veterinaria.

El castigo puede ser de entre un mes y un año de prisión a quienes, "sin poseer título habilitante en las condiciones exigidas por la ley, ejercieren bajo cualquier denominación tareas propias de la medicina veterinaria".

El procesado no tenía título para practicar ningún tratamiento relativo a la salud de los animales. Sin embargo, aplicó un sedante inyectable al perro, con el objetivo de calmarlo para luego cortarle el pelo y le causó la muerte.

El caso se dio en octubre de 2010 y ahora se conoce el fallo de la Sala Sexta de la Cámara del Crimen.

 

Dejá tu comentario