AFP

Instan al gobierno y la realeza británica a boicotear los juegos de Pekín

El opositor Partido Laborista británico pidió el martes a la familia real y al gobierno que boicoteen los juegos olímpicos de invierno de 2022 en Pekín si China no permite que la ONU investigue las presuntas violaciones de los derechos humanos en el país.

El opositor Partido Laborista británico pidió el martes a la familia real y al gobierno que boicoteen los juegos olímpicos de invierno de 2022 en Pekín si China no permite que la ONU investigue las presuntas violaciones de los derechos humanos en el país.

El ejecutivo de Boris Johnson ha pedido en repetidas ocasiones a China que respete los derechos humanos y que se permita a Naciones Unidas llevar a cabo una investigación completa sobre la represión de la minoría musulmana uigur en la región de Xinjiang.

Varias organizaciones de defensa de los derechos humanos acusan a Pekín de internar en "campos de reeducación" a al menos un millón de musulmanes en esa zona del noroeste del país.

Pekín niega esta cifra y habla de "centros de formación profesional" para apoyar el empleo y combatir el extremismo religioso.

"Hemos presionado constantemente al gobierno para que tome medidas más contundentes para hacer frente a esta espantosa situación, incluyendo sanciones más fuertes contra los altos funcionarios responsables de lo que está ocurriendo en Xinjiang y medidas más contundentes contra el trabajo forzoso", escribieron Lisa Nandy y Jo Stevens, responsables laboristas de Relaciones Exteriores y Cultura, respectivamente, en una carta dirigida al jefe de la diplomacia británica, Dominic Raab, y al ministro de Cultura y Deporte, Oliver Dowden.

"Ahora le pedimos que aproveche la oportunidad de los juegos para defender el acceso sin restricciones de la ONU a Xinjiang para llevar a cabo una investigación completa, transparente e independiente", agregaron.

"Si este no se concede, el gobierno británico no debe enviar ministros, miembros de la realeza o altos representantes para asistir a las ceremonias o compromisos oficiales de los juegos olímpicos de Pekín", subrayaron.

Los dos diputados laboristas creen que un boicot político por parte del Reino Unido y otros Estados "enviaría una fuerte señal de la profunda preocupación mundial por los uigures y evitaría que los juegos fueran un ejercicio de relaciones públicas para las autoridades chinas".

pau-acc/mb

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario