Inmuebles de Montevideo mantuvieron estables sus precios en dólares en 2015

De un total de 17 barrios relevados, en nueve bajaron los precios, mientras que en los ocho restantes se encarecieron.

01 de febrero de 2016, 09:10hs

Los precios de oferta medidos en dólares de las viviendas en Montevideo se mantuvieron estables durante el año 2015.

Según un análisis de El Observador, si bien hubo subas y bajas puntuales a lo largo del año pasado, los precios permanecieron prácticamente sin cambios. De esta manera, quedó atrás el comportamiento experimentado en los últimos años de aumentos constantes.

El Índice de Precios de Oferta de Vivienda en Montevideo, elaborado por el matutino tuvo una baja de 0,2% en 2015.

De un total de 17 barrios relevados, en nueve bajaron los precios, mientras que en los ocho restantes se encarecieron.

Jacinto Vera fue el barrio de la capital donde los apartamentos tuvieron el mayor incremento de precios en dólares: 7,9%. Esto llevó a que un inmueble de 65 metros cuadrados costara en promedio US$ 119.100 en 2015.

Otros barrios que también tuvieron una suba considerable fueron: Parque Rodó (4,8%) y Parque Batlle (3,1%). En ambos casos, un apartamento de 65 metros cuadrados costó entre US$ 166.300 y US$ 166.600.

Los barrios que más se abarataron fueron: Ciudad Vieja (-5,6%), Carrasco (-3,6%) y La Blanqueada (-3,5%). El precio indicativo promedio de un apartamento cayó a US$ 115.400, US$ 220.000 y US$ 137.900, respectivamente.

Por su parte, Pocitos, el barrio con mayor oferta de inmuebles, el precio en dólares se mantuvo prácticamente sin cambios (-0,02%), con un valor de referencia para un apartamento de 65 metros cuadrados de US$ 183.900.

Durante 2013, el precio del metro cuadrado había aumentado 15%. Ese incremento en el valor de los inmuebles se compensaba con el fortalecimiento del peso uruguayo y un aumento acelerado del salario promedio.

El escenario actual es bastante diferente al de años anteriores. El mantenimiento de los precios en dólares experimentado en 2015 hace que sea más difícil para las familias acceder a la vivienda propia.

Si los precios son evaluados en pesos constantes, o sea sin el efecto inflacionario, se observa una suba de 12,8% en 2015. Este análisis se acerca más a la realidad de los hogares que reciben sus ingresos en pesos, explica el matutino.

En cambio, si se tiene en cuenta la evolución de los salarios durante el año pasado, la caída en la capacidad de compra de un inmueble es de 11%.

Dejá tu comentario