AFP

Indígenas de Ecuador desbloquean vías y vuelven a sus comunidades tras protestas

Indígenas de Ecuador liberaron el jueves las carreteras que bloquearon parcialmente durante dos días en protesta contra el gobierno, y volvieron a sus comunidades advirtiendo sobre próximas movilizaciones.

Indígenas de Ecuador liberaron el jueves las carreteras que bloquearon parcialmente durante dos días en protesta contra el gobierno, y volvieron a sus comunidades advirtiendo sobre próximas movilizaciones.

"Las vías están habilitadas", dijo el director del Sistema de Seguridad Ecu911, Juan Zapata, al canal Teleamazonas.

El presidente de la poderosa Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), Leonidas Iza, anunció el regreso de los manifestantes a sus territorios.

"Vamos a regresar a las comunidades, pero nos mantenemos (en la lucha) y declaramos la movilización permanente", señaló el dirigente desde la localidad andina de Alausí (sur).

Los indígenas y otras comunidades campesinas salieron a las calles en protesta contra la política económica del presidente conservador Guillermo Lasso, en especial para rechazar el aumento de las tarifas de los combustibles.

También cortaron carreteras en ocho de las 24 provincias del país, incluida la Panamericana que conduce a Colombia (norte) y Perú (sur), de forma intermitente con barricadas de piedras, tierra, troncos y neumáticos en llamas.

La Conaie -que participó en revueltas que derrocaron tres presidentes entre 1997 y 2005- impulsa las protestas por el alza de los precios de combustibles en 90% desde 2020.

Lasso ordenó aumentos de hasta 12% en los precios de los combustibles, con lo que el sábado el galón (3,8 litros) de diésel pasó de 1,69 a 1,90 dólares y el de gasolina corriente de 2,50 a 2,55 dólares.

Anunció igualmente un congelamiento de esas tarifas, lo que enardeció a la Conaie, que reclama congelar a 1,50 dólares el diésel y a 2,10 dólares la gasolina.

Iza, dirigiéndose a cientos de indígenas, agregó: "No vamos a suspender (la protesta) sino solo regresamos a pasar los finados, porque somos respetuosos de las tradiciones de nuestro pueblo".

Ecuador iniciará este sábado un feriado nacional de cinco días por la conmemoración de los Difuntos y la independencia de Cuenca, la tercera ciudad más importante.

- Diálogo en suspenso -

Las manifestaciones, las más enérgicas en los cinco meses de gestión de Lasso, se dieron bajo el despliegue de militares en las calles por el estado de excepción decretado el 18 de octubre por 60 días, con miras a combatir la criminalidad ligada al narcotráfico, aunque sin suspender derechos como los de protesta y reunión.

Las protestas, que estallaron el martes e incluyeron una marcha de aborígenes, obreros, profesores y estudiantes en Quito, dejaron 37 detenidos y ocho policías heridos, según el gobierno. Dos militares también fueron retenidos durante un día.

Un periodista y dirigente indígena falleció de manera accidental cuando cubría las manifestaciones.

El gobierno invitó a Iza a dialogar en la sede presidencial el 10 de noviembre, de acuerdo con el portavoz oficial Carlos Jijón.

Sin dar por terminada la movilización, el líder indígena expresó que "esa aceptación o no aceptación no va a ser (una decisión) de los dirigentes, sino del pueblo", por lo que la Conaie sostendrá conversaciones con las bases.

Lasso e Iza se reunieron por primera vez el 4 de octubre en la sede del Ejecutivo en Quito para analizar demandas de los pueblos originarios, como la suspensión de los aumentos mensuales de los combustibles que venían desde 2020 y evitar la licitación de áreas petroleras y mineras en territorios de aborígenes.

El gobernante, quien el viernes viajará para la cumbre mundial de la COP 26 en Glasgow, mantuvo el mecanismo de reajuste de precios conforme las cotizaciones del petróleo en el mercado internacional impuesto por su antecesor, Lenín Moreno (2017-2021), para eliminar de forma gradual millonarios subsidios a combustibles.

Los indígenas, que representan el 7,4% de los 17,7 millones de ecuatorianos, también encabezaron en 2019 doce días de protestas en contra de la brusca eliminación de subsidios a los combustibles, que dejaron once muertos y obligaron a Moreno a dar marcha atrás.

sp-pld/vel

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario