InternacionalesEcuador

Incendio deja 18 muertos en clínica de adicciones en Ecuador

Las autoridades estiman que el incendio fue provocado por los internos que estaban encerrados en el centro.

Al menos 18 muertos y ocho heridos dejó un incendio registrado el viernes en una clínica para el tratamiento de adicciones en Ecuador, presuntamente provocado por internos que estaban encerrados, informaron las autoridades.

En su más reciente informe, el Servicio Integrado de Seguridad ECU-911 reportó 18 muertos. "De dicha cantidad 17 fallecieron por asfixia y fueron encontrados al interior del inmueble; y una persona tras ser trasladada al hospital, falleció", señaló el organismo según reportes del Cuerpo de Bomberos y del ministerio de Salud.

Agregó que a causa del incendio, que se produjo en una casa de dos pisos ubicada en un suburbio del puerto de Guayaquil (suroeste), ocho personas resultaron "heridas con quemaduras y dificultad ventilatoria por inhalación de humo", y fueron trasladadas a varios hospitales.

Los pacientes que murieron estaban encerrados en una habitación, según un policía de criminalística que fue al lugar en donde funcionaba la clínica denominada "Nueva Vida".

Las autoridades investigan las condiciones en que operaba la clínica y tras montar un operativo lograron capturar a los encargados.

"Los responsables ya fueron detenidos. No permitiremos que quede en la impunidad la muerte de inocentes", escribió el presidente Lenín Moreno en su cuenta de Twitter.

El gobernador de la provincia del Guayas (cuya capital es Guayaquil), Raúl Ledesma, dijo en principio a la prensa que el siniestro dejaba 17 fallecidos y 12 heridos.

En esas declaraciones Ledesma afirmó que en el lugar había entre 30 y 40 personas.

Empero, un sobreviviente, que no fue identificado, manifestó a la prensa que "en total éramos 56 internos".

"Lograron escaparse casi la mitad. Rompieron la pared", añadió el joven.

Al parecer, algunos internos protagonizaron un tumulto con la quema de colchones en la planta baja de la edificación para intentar huir del hacinamiento.

"Se querían fugar ellos porque en la primera parte estaban prendiendo los fogones", indicó el sobreviviente.

Los bomberos "nos indican que ellos (los internos) apilaron los colchones y provocaron un incendio. Puede ser una práctica que usaban para que los saquen del encierro, porque estaban encerrados", expresó la general Tanya Varela, jefe de Policía de la zona.

El lugar "es un espacio cerrado, es un espacio bastante grande pero donde había bastantes internos", comentó Reinaldo Carbo, jefe de Bomberos.

La clínica de rehabilitación carecía de permisos para funcionar, según medios locales.

Decenas de familiares de los internos se aglomeraron a unos cuantos metros del incendio. "Ni siquiera sabemos si nuestro hijo está muerto, está herido, está en el hospital", dijo una de ellos.

A pesar de los controles, las autoridades ecuatorianas han identificado centros ilegales que, en condiciones insalubres y sobrepoblados, ofrecen servicios de rehabilitación para personas con problemas de adicción a las drogas y alcohol.

"El establecimiento operaba de manera irregular dado que su permiso de funcionamiento no había sido renovado", señaló la Gobernación en un comunicado, citando a la Agencia de Aseguramiento de la Calidad de los Servicios de Salud y Medicina Prepagada.

Un juez de garantías penales "dictó prisión preventiva en contra de los dos sospechosos", a quienes la Fiscalía acusó por el delito de homicidio, señaló la entidad en un comunicado.

El propietario de la clínica y el encargado de las llaves del centro enfrentan una condena de hasta 13 años de prisión, por la muerte de los 18 internos.

Fuente: AFP

Temas

Dejá tu comentario