Nacional

Incautan 1.000 armas, 130.000 municiones, granadas y pólvora

Había armas y municiones en la casa de Carrasco y en una estancia en Treinta y Tres. Hallaron granadas debajo de un parrillero y también pólvora, dijo Bonomi.

 

El arsenal que tenía este empresario en su casa de Carrasco es impresionante. Se trata de un coleccionista, el más grande de América según dijo su abogada Beatriz Scapusio a Subrayado.

Con base en fuentes vinculadas a la investigación, Subrayado puso saber que tras dos allanamientos finalmente la Justicia y la Policía incautaron 1.000 armas y 130.000 municiones.

Las armas estaban en su casa de Carrasco, en Montevideo, donde en la noche de este viernes la Policía procedió al allanamiento por orden de la jueza Graciela Eustacchio.

En la casa de Carrasco, ubicada en Mar del Plata y Rivera, también había 100.000 municiones. Pero la Policía también allanó la estancia del empresario en el departamento de Treinta y Tres, y allí encontró 30.000 municiones más.

BONOMI. El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo este sábado a varios medios de televisión, entre ellos Subrayado, que también se encontraron varias granadas debajo de un parrillero y pólvora. "Para qué quiere eso un coleccionista", se preguntó el ministro.

Bonomi también recordó que la ley que regula a los coleccionistas de armas es de 1985 y establece que las armas deben estar por un lado y las municiones por otro. En este caso estaba todo junto, destacó Bonomi.

Además, la ley indica que las armas de un coleccionistas deben estar alteradas para que no se puedan disparar, y en este caso, alertó el ministro, muchas estaban listas para ser utilizadas.

DENUNCIA. Según las fuentes el procedimiento judicial y policial se inició tras la denuncia que hizo un familiar del empresario, quien tenía los papeles en regla de solo 300 armas. El resto están sin guías que las identifiquen y demuestren su origen y dónde las adquirió.

El dueño de las armas asegura que son solo de colección y que hace más de 50 años comenzó con este pasatiempo. Algunas de las armas tendrían más de 100 años, pero hay otras de grueso calibre y modernas.

En la noche del viernes, cuando policías fuertemente armados custodiaban la casa de Carrasco, llegó al lugar para visitar al dueño el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Jorge Larrieux, amigo del coleccionista. En un principio no se le permitió el ingreso, pero luego sí pudo saludar unos minutos al dueño de casa.

Este sábado continúa la custodia policial de la casa con un importante operativo de seguridad.

 

FOTO: Archivo Subrayado.

Dejá tu comentario