PRISIÓN PREVENTIVA POR 120 DÍAS

Imputaron al hombre que asesinó a otro en Barros Blancos; hacía un mes y medio había salido de la cárcel

Fue imputado por homicidio especialmente agravado por haber sido cometido en presencia de menores de edad, y tenencia y porte de arma de fuego por reincidente.

Un hombre de 28 años fue imputado este martes por el homicidio de otro de 30. El crimen ocurrió el sábado de noche en Senda 6 esquina Juan Antonio Artigas en Barros Blancos, Canelones.

El hombre, con un antecedente penal por tenencia de estupefacientes, fue imputado por homicidio especialmente agravado por haber sido cometido en presencia de menores de edad, y tenencia y porte de arma de fuego por reincidente.

La fiscal de Pando de 1º turno, Silvia Blanc, indicó que la defensa del imputado se opuso al agravante de que el crimen se cometió en presencia de menores, por entender que solo se aplica en los femicidios.

Blanc detalló que la tipificación del agravante se dio porque en la escena había menores de edad, entre ellos, el hermano del imputado y familiares de la víctima.

Como medida cautelar, la Justicia dispuso prisión preventiva por 120 días, mientras continúa la investigación.

La fiscal explicó que el crimen ocurrió debido a problemas previos entre la víctima y el victimario. El detonante habría sido una pelea entre la víctima y el hermano del imputado. El homicida enterado de lo ocurrido tomó un revólver calibre 38, fue al encuentro de quien era su amigo y lo mató. Las desavenencias entre ambos habrían comenzado por una pareja.

Respecto a amenazas en redes sociales, la fiscal indicó que eso no lo tiene probado y que es una presunción en base a la declaración de testigos.

El imputado, que había salido hace un mes y medio de la cárcel por drogas, se entregó a la seccional 25 y reconoció haber cometido el crimen.

La madre del imputado habló con Subrayado y dio su versión de los hechos. La mujer contó que previo al crimen un hijo suyo de 17 años estaba en una esquina con amigos y en un momento pasó la víctima junto a otras personas. Se produjo un cruce de palabras que terminó en golpes de puño. Según contó, su hijo recibió un puñetazo en los labios de parte de quien resultó ser la víctima del homicidio.

El joven agredido acudió a la casa de su madre y fue a buscar a su hermano, quien resultó ser el homicida. El hombre se presentó en una fiesta donde estaba el agresor de su hermano, quien le habría mostrado un arma blanca, y le disparó.

La mujer aseguró que su hijo y la víctima eran amigos desde la infancia, y que las diferencias comenzaron una vez que él cayó en prisión por una pareja.

MADRE IMPUTADO

Dejá tu comentario