Policialesviolencia doméstica

Hotelero de Punta del Este tenía a esposa y suegra en "semiesclavitud"

Las obligaba a trabajar a disponibilidad en portería, lavandería y ordenar los cuartos. Las amenazaba con un arma y las obligaba a pagar la comida.

Un hotelero de Punta del Este fue detenido tras comprobarse que mantenía en "régimen de semiesclavitud" a su esposa y a su suegra, configurando un caso extraordinaria de violencia doméstica.

A su esposa la obligaba a trabajar como mucama, como moza y en la noche en la portería. La suegra debía encargarse de la lavandería. Ambas trabajaban a disponibilidad a las órdenes del sujeto detenido.

También las obligaba a pagar la comida. Como no percibían sueldo, cubrían la exigencia con la jubilación de la suegra.

El agresor -de nacionalidad brasileña- tenía dos armas con las que amenazaba a las mujeres. Según la esposa, le apuntó con el arma en la cabeza como forma de intimidarla.

El caso se encuentra en la justicia penal. Por el momento, el hombre se encuentra en régimen de libertad vigilada y tiene orden judicial de no acercarse a las víctimas por el plazo de 180 días, el plazo en el que se debe sustanciar la investigación.

La denuncia también señala a otro hombre, cómplice del hotelero, quien también fue detenido.

La captura se llevó a cabo el sábado 11. Unos 15 policías participaron del operativo.

El hotel boutique está emplazado en el barrio Jardines de Córdoba. Funciona allí desde hace 7 años.

El abogado de las dos mujeres, Martín Etcheverry, declaró a FM Gente: "Ni en películas vi algo similar".

La denuncia realizada por las mujeres fue presentada el viernes 10 por Etcheverry y su socio, Daniel Burgos.

Varios testigos contaron la peripecia de ambas mujeres y las humillaciones de las que eran objeto diariamente. También hay fotos de las lesiones ocasionadas a lo largo de los años.

En el escrito se pedían medidas urgentes de protección para las dos mujeres. En el hotel también vive la hija del matrimonio, quien también sufrió situaciones de maltrato.

Los abogados Etcheverry y Burgos iniciarán además una demanda civil por más de 3 millones de dólares contra el empresario.

Solo el bien inmueble está valuado en US$ 3,5 millones según Etcheverry.

La esposa es titular de la empresa, figura como dueña del hotel y como tal figura como titular de las deudas generadas por el emprendimiento.

El abogado pedirá la disolución del vínculo conyugal y el reconocimiento de los bienes -la casona y vehículos- que pertenecían a la pareja. Para ello, argumentará en la Justicia que el matrimonio había tenido otros negocios con anterioridad.

Dejá tu comentario