PRÓXIMO VIVO 18:55HS
RECIBÍ EL NEWSLETTER

Honduras devuelve nacionalidad a sacerdote ambientalista expulsado tras golpe de 2009

La presidenta hondureña Xiomara Castro devolvió el martes la nacionalidad de Honduras al sacerdote ambientalista salvadoreño Andrés Tamayo, premio Goldman 2005, quien fue expulsado del país por participar en manifestaciones contra el golpe de Estado de 2009.

22 de febrero de 2022, 22:17hs

La presidenta hondureña Xiomara Castro devolvió el martes la nacionalidad de Honduras al sacerdote ambientalista salvadoreño Andrés Tamayo, premio Goldman 2005, quien fue expulsado del país por participar en manifestaciones contra el golpe de Estado de 2009.

Se está haciendo justicia, devolviéndole la nacionalidad "a un hombre que ha sido un bastión muy importante en la lucha en defensa de los bosques, los derechos humanos en los momentos difíciles", dijo Castro durante la ceremonia celebrada en Casa de Gobierno.

"Muchas gracias presidenta y al pueblo hondureño que me regresa esta honra, la cual me quitaron, me la robaron", expresó el religioso luego que la presidenta izquierdista le entregó el acta con su nacionalidad restaurada.

Tamayo, con más de dos décadas de vivir en Honduras, fue expulsado a su país de origen por participar en las manifestaciones en las que miles de hondureños exigían el regreso del presidente Manuel Zelaya, esposo de Castro, quien fue derrocado en un golpe de Estado por una alianza cívico-militar, el 28 de junio del 2009.

El gobierno que tomó el poder en aquel entonces declaró a Tamayo "indigno de poseer la nacionalidad hondureña" al acusarlo por "sedición" por su participación en las movilizaciones.

La expulsión fue "un dolor muy fuerte, muy profundo" y "al regresar me siento muy hondureño", recalcó el sacerdote.

Tamayo estaba asignado a una parroquia de Olancho, donde libró una fuerte batalla contra los madereros que talaban los bosques de coníferas afectando las fuentes de agua en las comunidades, por lo que obtuvo el Premio Goldman 2005, considerado el Nobel de medioambiente.

En Honduras también ganó ese premio en 2015 la ambientalista Berta Cáceres, asesinada un año después tras oponerse a la construcción de una hidroeléctrica en territorio indígena. La justicia señaló como autor intelectual del crimen a un directivo de la firma a cargo del proyecto.

nl/mav/gm

FUENTE: AFP

Temas de la nota

Dejá tu comentario