Homicida de David Fremd está en un cuarto aislado en el Hospital Vilardebó

Tras uno días de adaptación pasará a los sectores comunes. Desde su ingreso, los trabajadores extremaron las medidas de seguridad.

Carlos Peralta ingresó ayer a la sala de seguridad del Hospital Vilardebó por orden del juez Fabricio Cidade de Paysandú. Se encuentra en un cuarto aislado de los denominados “fuertes”.

Esto es común para los presos psiquiátricos que recién entran, explicó Hugo Silva de la comisión interna de trabajadores del Vilardebó.

La llegada de Peralta motivó que los funcionarios extremen las medidas de seguridad asegurándose de que el número de trabajadores sea el indicado por protocolo y que la guardia externa de sala esté siempre presente.

Peralta será evaluado y dependiendo de los resultados permanecerá allí o no. Luego de algunos días de adaptación en el sector aislado, el paciente será derivado a los sectores comunes donde tendrá contacto con otros internos.

La sala de seguridad del Vilardebó, a donde son derivados los presos con patologías psiquiátricas, tiene capacidad para 38 pacientes.

En los próximos días doce presos serán derivados a un sector especial de cárcel central. El objetivo de ASSE y el Ministerio del Interior es trasladar a todos presos del Vilardebó al hospital penitenciario que actualmente se construye en Punta de Rieles y que tendrá capacidad para 20 camas. Su inauguración se prevé para mediados de año.

Luego de la fuga masiva de febrero de 2015, la guardia externa del hospital fue reforzada y se colocó un policía en la puerta de la sala de seguridad.

Dejá tu comentario