AFP

Histórico retroceso electoral del partido de Mandela en Sudáfrica

El partido que gobierna en Sudáfrica desde el final del apartheid, el Congreso Nacional Africano (ANC), registró el peor resultado de su historia al caer por primera vez por debajo del 50% en las elecciones municipales, según resultados oficiales anunciados el jueves.

El partido que gobierna en Sudáfrica desde el final del apartheid, el Congreso Nacional Africano (ANC), registró el peor resultado de su historia al caer por primera vez por debajo del 50% en las elecciones municipales, según resultados oficiales anunciados el jueves.

El ANC obtuvo el 46,04% de los votos, según la comisión electoral, el peor resultado para el histórico partido de Nelson Mandela, que había ganado todas los comicios con mayoría absoluta desde las primeras elecciones democráticas de 1994.

Durante 27 años, el partido fundado en 1912 pudo contar con la lealtad de los votantes al movimiento de liberación.

Pero en los últimos años se enfrenta a la desilusión de una población que sufre un desempleo récord (34,4%) y está indignada con los escándalos de corrupción en los que están implicados altos cargos del partido, incluido el expresidente Jacob Zuma (2009-2018).

"El pueblo ha hablado", declaró el presidente de Sudáfrica y del ANC, Cyril Ramaphosa, en un discurso justo después de conocerse los resultados que abren "una nueva etapa en la historia de nuestra democracia", añadió.

"Tenemos que reforzar la confianza entre ciudadanos y cargos electos", reconoció Ramaphosa.

La participación en las municipales fue baja y solo el 47% de los 26,2 millones de votantes registrados acudieron a elegir representantes en unos 250 municipios.

Durante la campaña de estas elecciones, claves de cara a las presidenciales de 2024, el jefe del Estado llegó incluso a hacer visitas puerta a puerta para ganar votos. Además, presentó sus disculpas por los "errores" del pasado, hizo promesas y aseguró que "limpiaría el partido", algo que hasta ahora no ha logrado.

La Alianza Democrática (DA), el principal partido de la oposición, también perdió puntos respecto a las elecciones locales de 2016, con un 21,83% frente al 26,9%.

Por su parte el partido Luchadores por la Libertad Radical (EFF) se estancó en torno al 10%.

- Cólera social -

"No estamos políticamente muertos", repitió ante la prensa el responsable de la ANC para las elecciones, el ministro de Transportes Fikile Mbalula. Pero incluso entre los más fieles del partido comienza a expandirse la idea de que ya no corre "sangre negra, dorada y verde" (colores de la ANC) en el país. El partido incluso perdió su feudo histórico, el Kwazulu-Natal, al quedarse en el 41,4% de votos.

Para la nueva generación de votantes, que creció entre los escándalos de corrupción del partido en el poder, el ANC se ha vuelto un sinónimo de negligencia. Años de mala gestión han provocado la ruina de los servicios públicos, y el país se enfrenta diariamente a cortes de electricidad y de agua.

En julio, el país conoció una ola de revueltas y saqueos en Johannesburgo y en Kwazulu-Natal que provocó 350 muertos. Aunque en un principio, los manifestantes protestaban por la encarcelación del expresidente Jacob Zuma, condenado por ofensa a la justicia, el movimiento canalizó un clima social y económico complicado.

Finalmente, durante los comicios celebrados el lunes no hubo incidentes. El ejército había sido llamado para apoyar a la policía para las elecciones.

cld/blb/pc/meb/grp/mb

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario