ELECCIONES

Historiador analiza figura del vice, peso del candidato frente al partido y democracia en la opinión pública

El historiador Gerardo Caetano analizó el rol del vicepresidente y remarcó la importancia que tiene en el mensaje y a nivel de responsabilidades institucionales.

Este domingo son las elecciones internas de los partidos políticos, para definir candidatos a presidente de la República. Se espera que luego de que estén definidos los resultados, los partidos también comuniquen sus vicepresidentes. El historiador Gerardo Caetano se refirió al rol de la figura para el candidato: "Es muy relevante porque suma o resta a la fórmula". Y remarcó la importancia de las responsabilidades institucionales.

"El vicepresidente de la República en Uruguay es el presidente del Senado, de la Asamblea General y es el número dos en la sucesión del mando. Siempre se ha dicho en la historia uruguaya que el vicepresidente puede ser nada, pero puede ser todo", explicó.

En ese sentido, afirmó que es un rol que cada vez se cuida más incluso desde el mensaje.

Candidato y partido

El historiador también habló del vínculo entre candidato y partido, y el peso que cada uno tiene en una elección.

"No es lo mismo un candidato que tiene convocatoria, carisma, pero en un partido que no suma, que un candidato que se incorpora a un partido con tradición, con arraigo, con cierto prestigio ganado", sostuvo.

De todos modos, afirmó que "cada vez en el mundo pesa más el candidato" y que también se ve en Uruguay, aunque todavía persiste la "democracia de partidos".

GERARDO CAETANO PREGUNTA 2

La opinión pública y la relación con la democracia

Otro punto analizado por Caetano fue lo que ocurre entre opinión pública y democracia. Señaló que a nivel global hay un fenómeno de la antipolítica y que Uruguay "no está ajeno" a esto.

Asimismo, indicó que aún se mantiene en el país "niveles de adhesión a los partidos, a la vida partidaria, a los principios institucionales, muy alta".

La elección interna es vista como "una demostra de la debilidad creciente de los partidos".

"En una elección no obligatoria, vota en el entorno del 40% de los electores. Es mucho. En otros países, una interna partidaria, en donde no hay obligatoriedad del voto, no alcanzaría esos guarismos. Estamos en un país muy politizado", aseguró.

GERARDO CAETANO PREGUNTA 3

Dejá tu comentario