Internacionales

Hillary tuvo más votos que Trump, pero no le alcanzó por sistema electoral

Le sacó más de 219.000 votos en todo el país. Ya le había pasado a Al Gore con George W. Bush en el 2000. Cómo es el sistema de elección indirecto.

Hillary tuvo más votos que Trump pero no le alcanzó por el sistema de colegio electoral que está vigente en Estados Unidos.

Tuvo muchos apoyos en California y en Nueva York, por ejemplo. Pero perdió Florida, una instancia clave en la que esperaba ganar.

El sistema electoral estadounidense de colegios electorales hace que cada estado tenga prefijados cierta cantidad de electores. Basta con ganar por un solo punto para que el candidato vencedor se lleve todos los votos electores.

Trump ganó en distritos claves como el medio oeste y este. La suma de esos colegios, como Florida y Ohio, lo salvó de la derrota.

El recuento le daba este miércoles de tarde una ventaja de más de 219.000 votos a Clinton, pero perdió en votos electorales: 279 a 218.

ANTECEDENTES. No es la primera vez que la pura aritmética y el sistema electoral americano entran en colisión.

En el año 2000, Al Gore también ganó el voto popular pero perdió las elecciones frente a George W. Bush.

La señora Clinton tiene motivos para estar triste: la presidencia se le escapó de las manos incluso habiendo tenido más votos que el presidente Obama en las últimas elecciones.

Según un informe de la National Public Radio de EE.UU., hasta el mediodía el recuento le daba 59.739.870 votos para Clinton frente a los 59.520.472 del republicano.

Es decir, más de 235.000 votos más que su rival y próximo presidente de los Estados Unidos.

Antes de Al Gore, Andrew Jackson perdió en 1824 la presidencia ante John Quincy a pesar de recibir más apoyo popular.

A Samuel Tilden le ocurrió lo mismo en 1876 (frente a Rutherford B. Hayes); y a Grover Cleveland, en 1888 (perdió frente a Benjamin Harrison).

VOTO INDIRECTO. Estados Unidos cuenta con un sistema de elección indirecto a través de un colegio electoral. De esta manera los votantes no eligen de manera directa al nuevo presidente de los Estados Unidos sino a los electores de su estado, quienes obtienen el poder de representarlos en el Colegio Electoral que sí elegirá al futuro presidente.

En total son 538 electores que participan del Colegio Electoral. Cada estado aporta a ese cuerpo una cantidad distinta de electores que se define de acuerdo a la suma de sus senadores (dos) y sus representantes en el Capitolio que depende de la población de cada estado.

En 48 estados y en el distrito de Columbia la fórmula presidencial que recibe la mayoría de los votos, así sea por un voto de diferencia, recibe el total de los votos electorales de ese estado. No hay un reparto proporcional de electores. Maine y Nebraska son la excepción, allí el ganador de todo el estado recibe dos votos electorales y después el ganador cada distrito de esos estados recibe un elector.

Así para convertirse en presidente de los Estados Unidos un candidato debe conseguir la mitad más uno del total de los votos del colegio electoral: debe alcanzar un piso de 270 electores.

Dejá tu comentario