Política Clubes | Rendición de Cuentas | narcotráfico | cannabis

Heber se reunió con representantes de clubes cannábicos por el acceso a datos

Analizaron un artículo de la Rendición de Cuentas que habilita a la Policía el acceso a la información. Negocian alternativas.

Actualmente hay en el país 170 clubes cannábicos registrados. Este martes, dos representantes de la Federación que los nuclea se reunieron con el ministro del Interior, Luis Alberto Heber, para analizar el artículo 72 de la Rendición de Cuentas que le habilita a la policía el acceso a datos de los clubes.

Desde la Federación se mostraron dispuestos a negociar este punto siempre y cuando se consolide por una vía diferente a la prevista en la rendición, se mostraron de acuerdo en brindar información en casos puntuales y para uso directo de la cúpula policial.

"Sacamos un buen saldo, fue una charla muy amena que dio para entender cuáles son las demandas de cada una de las partes y buscar las soluciones en lugares más acordados", explicó María José Miles, de la Federación de Clubes Cannábicos.

Consultada sobre si estarían dispuestos a otorgar información sobre las direcciones de los clubes cannábicos, dijo que "eso habría que seguir negociando. Entendemos la necesidad de que determinada cúpula del Ministerio, quiero decir, las altas jerarquías de Narcóticos, pueda necesitar las direcciones de los clubes de cannabis, y sí estamos de acuerdo en poder negociar hablando y llegando a acuerdos".

"No estamos de acuerdo en que se acceda a las direcciones a través de este artículo, puesto en la Rendición (de Cuentas) que no corresponde y eso fue lo que hablamos con el ministro".

Otro de los voceros de la Federación, Rufo Martínez, señaló: "Nosotros estamos dando la cara, nos mostramos como parte del Uruguay productivo, se generan fuentes de trabajo, se sacan gente del mercado ilegal; el objetivo de los clubes es sacar gente del narcotráfico".

"Nosotros bregamos por una legalidad sana y responsable, y encontramos que fue una reunión en este sentido".

Aclaró que estos son lugares tranquilos donde se trabaja para satisfacer las necesidades del público y que para registrarse tuvieron que aportar un montón de datos al Estado.

Dejá tu comentario