Sociedadescuelas públicas | maestros | Primaria

Hay un déficit de 300 maestros por año en el Área Metropolitana

Primaria intenta por estas horas mitigar la falta. De todos modos, las clases comenzarán con unos 100 grupos sin docente asignado.

Cada año faltan 300 maestros para cubrir la demanda en las escuelas públicas del Área Metropolitana, que además de Montevideo abarca a poblaciones de Canelones y San José cercanas a la capital.

En parte, la situación responde a que egresan más docentes de los que ingresan al sistema. Es decir, todos los años hay 1.000 docentes que abandonan la tarea educativa porque inician su jubilación o porque cambian de función y pasan a ser directores o inspectores, mientras que los que ingresan de Formación Docente apenas rondan los 600 o 700.

“Esa diferencia la tenemos que resolver con maestros jubilados (que vuelven al sistema educativo) o con (los que asumen un) doble turno” y toman más de un grupo, explicó a Subrayado el Consejero de Primaria, Pablo Caggiani.

La realidad es completamente distinta en departamentos como Artigas, Rivera o Treinta y Tres donde hay más maestros de los que se necesitan y, paradójicamente, muchos de ellos se dedican a otras actividades.

Por estos días Primaria hace malabares para ubicar a los docentes en las escuelas pero debido al sistema de elección horas y las demoras que ello implica, las clases comenzarán el 1º de marzo con unos 100 grupos sin docente asignado.

“En 2017 comenzamos con 150 grupos sin maestro asignado, en 2018 fueron 130 y este año esperamos tener menos de 100”, agregó Caggiani. Si promediamos en 24 alumnos por clase, la situación afectará a unos 2.400 escolares que durante unos días tendrán que ser atendidos por directores, subdirectores o alguna otra autoridad.

Además de que ingresan menos maestros de los que se van, hay otros factores que hacen que la demanda de maestros venga en aumento como el impulso de la escolarización temprana. En 2011 “Primaria tenía 7.000 niños de 3 años dentro el sistema educativo y hoy tiene más de 14.000”.

A esto se suma la extensión del tiempo pedagógico, pues las escuelas de tiempo completo requieren que un maestro esté las 40 horas con el mismo grupo, situación similar a la que ocurre con los maestros comunitarios.

¿Qué alternativas hay para solventar la falta de maestros? Según el Consejero, para acompañar la continuidad de estas políticas educativas es necesario introducir algunos cambios como por ejemplo tener maestros especializados en temas de Primera Infancia, es decir en la atención de niños de entre 0 y 6 años para destinarlos al trabajo en los Caif o en Educación Inicial. Otra posibilidad es introducir modificaciones de modo que la carrera de Magisterio ofrezca más posibilidades de ser cursada para quienes estudian y trabajan al mismo tiempo.

Dejá tu comentario