Hay 12.000 asignaciones familiares en peligro por no enviar hijos a clase

El BPS advirtió a estas familias que si no envían a sus niños y adolescentes a clase en un mes perderán el beneficio económico.

 

Hay 12.000 asignaciones familiares que se podrían cortar en breve si los padres que la reciben no envían a sus hijos a clases.

Así lo advirtió el presidente del Banco de Previsión Social (BPS) Heber Galli en canal 4.

La advertencia rige durante julio y las familias tienen un mes para volver a enviar a sus hijos a clase. Si no lo hacen, en agosto se suspenderá el beneficio y en setiembre ya no cobrarán el dinero, agregó El País.

El BPS publicará las cédulas de identidad de los menores para así alertar a los padres que están en falta.

Luego de varios años de no aplicar esta exigencia, en abril de 2016 se volvió a realizar un relevamiento y se encontraron con 22.000 niños y jóvenes que no iban a clase.

Luego de una primera advertencia, unos 10.000 volvieron a clase, pero quedan 12.000 que siguen fuera del sistema educativo y sus padres cobran igual la asignación familiar.

Dejá tu comentario