Greenpeace pide a la justicia que anule permiso de perforación de BP en mar del Norte

La oenegé ecologista Greenpeace impugnará ante los tribunales británicos a partir del miércoles un permiso de perforación concedido por el gobierno al gigante petrolero BP en el mar del Norte, pidiendo su anulación por motivos medioambientales.

31 de agosto de 2021, 08:51hs

La oenegé ecologista Greenpeace impugnará ante los tribunales británicos a partir del miércoles un permiso de perforación concedido por el gobierno al gigante petrolero BP en el mar del Norte, pidiendo su anulación por motivos medioambientales.

El más alto tribunal para casos civiles en Escocia, la Court of Session de Edimburgo, examinará la demanda y oirá a las distintas partes hasta el jueves, según un comunicado difundido por Greeenpeace el martes.

La decisión judicial podría después tardar varios meses y es importante para el gobierno británico, que está organizando la conferencia sobre el clima COP26, en la ciudad escocesa de Glasgow en noviembre.

La oenegé afirma que es la primera vez que se impugna ante los tribunales un permiso de perforación petrolífera en alta mar.

Greenpeace estima que el gobierno de Boris Johnson concedió el permiso en agosto de 2018 sin tener en cuenta el impacto en el clima, como está obligado a hacer ahora para todo nueva perforación.

El proyecto en cuestión, denominado Vorlich, consta de dos pozos, situados a unos 240 km al este de Aberdeen, frente a las costas escocesas.

Su objetivo es perforar 30 millones de barriles de petróleo, con una producción de hasta 20.000 barriles de crudo al día. Su coste se estima en 200 millones de libras (275 millones de dólares, 233 millones de euros).

Contactado por la AFP, BP no quiso hacer comentarios sobre este procedimiento judicial.

Greenpeace espera que el caso repercuta en otra licencia, la del yacimiento petrolífero de Cambo, en las Islas Shetland escocesas, que el ejecutivo está a punto de aprobar.

"Es escandaloso que el gobierno británico apruebe sistemáticamente licencias petroleras, como ésta y la de Cambo que está siendo revisada, mientras ignora por completo el impacto climático", declaró Mel Evans, responsable de Greenpeace en el Reino Unido.

"Hay que anular la licencia de BP y detener Cambo. Al establecer un camino claro para la eliminación del petróleo y el gas, el gobierno británico debe proteger a los trabajadores y a las comunidades durante la transición energética", agregó.

Greenpeace obtuvo una primera victoria judicial en abril de 2020 en relación con el yacimiento de Vorlich.

La oenegé logró entonces del gobierno británico la publicación del permiso de perforación concedido a BP, un primer paso en el procedimiento para su anulación.

En junio de 2019, Greenpeace obligó a una plataforma de BP a cambiar su ruta después de varios días de movilización -varios activistas subieron a la plataforma- perturbando su viaje hacia el campo de Vorlich.

jbo-acc/bl

BP

FUENTE: AFP

Temas de la nota

Dejá tu comentario