Nacional

Gobierno celebró en Cardal los 5 años del Plan Ceibal

José Mujica y Tabaré Vázquez recibieron su "ceibalita". Como no pudieron abrirlas, los niños del pueblo donde comenzó el programa se dieron el gusto de darles una clase

 

La entrega de computadoras XO al presidente José Mujica y a su antecesor Tabaré Vázquez fue uno de los momentos más emotivos de la fiesta popular que el gobierno realizó este mediodía en Cardal por los cinco años del Plan Ceibal. Ninguno de los dos mostraron habilidades para abrir las ceibalitas, por lo cual debieron recurrir a la ayuda de varios escolares que los rodeaban, toda una paradoja de lo que han logrado las nuevas tecnologías: los alumnos se convierten en maestros.

Entre los premiados también estuvieron el ministro de Economía Fernando Lorenzo y el presidente del Banco Central, Mario Bergara, quien fuera subsecretario de Economía y luego ministro durante el primer período de impulso del Ceibal.

Con su paisaje semi-rural, Cardal -un paraje lechero- fue el distendido escenario para contar la historia de un proyecto que ya alcanzó a más de medio millón de uruguayos. Allí, a 80 kilómetros de Montevideo, hace cinco años la Administración Vázquez lanzó el programa piloto educativo, el primero en el mundo que siguió los preceptos de One Laptop per Child (OLPC), una idea del tecnólogo Nicholas Negroponte de Harvard University.

El tiempo pasó para todos. El uso de la tecnología estuvo a la orden del día en el estrado y el uso de las tecnologías audiovisuales.

Con mucha emoción, los impulsores del plan y pobladores de esta pequeña localidad floridense vieron videos de 2007 y pudieron compararlos con testimonios de la actualidad de esos mismos protagonistas.

Hablaron Héctor Florit de Primaria y José Seoane de la Administración Nacional de Enseñanza pública, el presidente ejecutivo del Plan Ceibal Miguel Brechner y Silvana, una maestra local que bajó el universo global a tierra, llevando la experiencia de lo general a lo particular.

Brechner aprovechó la ocasión para parafrasear un eslogan del Plan Ceibal: "Hoy comienza el futuro otra vez".

El experto señaló que el programa de educación en línea permite superar la concepción educativa que venía desde los tiempos de la revolución industrial, donde los estudiantes debían estudiar en base a edades y no a capacidades.

Una de los rasgos principales, dijo Brechner, es el alcance de conectividad del Ceibal: 50% de los alumnos tienen a 300 metros o menos un lugar de conexión libre y gratuita en todo el territorio nacional.

El presidente de ANEP opinó que el Plan Ceibal representa un paso más hacia la "laicidad" de la educación uruguaya.

Por su parte, la maestra local señaló que todavía no es tiempo de evaluar los avances educativos que representa el programa. "Sin embargo, de lo que sí estoy segura es que acortó la brecha tecnológica entre nuestros niños", agregó.

Destacó en ese sentido, las cosas que despertó en una localidad como cardal la llegada de las XO. En ese sentido, recordó un video hecho por los niños: el parto de una vaca que recorrió el mundo y se convirtió en un contenido viral.

"También ha sido un factor de unión de las familias, y sobre todo nos ha permitido contar nuestra historia, dar a conocer recetas familiares y muchas otras cosas", sostuvo.

Héctor Florit, jerarca de Primaria, puso de relieve "el esfuerzo solidario" de todo el país que representó la puesta en marcha del Ceibal.

El aspecto globalizador del plan también tuvo su costado de fuerte color local. María Eugenia, hoy de 13 años, recordó la primera funda de su XO hecha por su madre, y las primeras noches en que decidió ayudarla en busca de material para aprender a tejer.

"Podemos hacer muchas cosas más, además de buscar en internet. Podemos sacar fotos, grabar, leer libros, comunicarnos con el mundo", concluyó.

Dejá tu comentario