Políticajusticia | Derechos Humanos | Gavazzo

Generales advirtieron a Manini sobre dichos de Gavazzo al Tribunal Militar

El Tribunal de Honor detuvo sus actuaciones hasta que el comandante en jefe ordenó que continuaran.

Tras la muerte de Eleuterio Fernández Huidobro, Jorge Menénedez asumió al frente del Ministerio de Defensa y decidió Tribunales de Honor.

El objetivo de este nuevo cuerpo era juzgar a cinco militares retirados involucrados en causas penales por violaciones a los derechos humanos, entre ellos Jorge "Pajarito" Silveira, Luis Alfredo Maurente, José Nino Gavazzo, Ernesto Rama y Gilberto Vázquez.

Se pretendía determinar si habían dañado el honor la de la institución militar, del cuerpo de oficiales y el suyo propio en el "segundo vuelo" donde se dio el traslado clandestino de 28 uruguayos desde Argentina a Uruguay.

Según detalla hoy El Observador, el Tribunal de Honor comenzó a funcionar en setiembre de 2017 integrado por Gustavo Fajardo, José González y Aldredo Erramún.

Entre octubre y noviembre los generales recibieron a Gavazzo y fue entonces que declaró que arrojó el cuerpo del tupamaro Roberto Gomensoro a las aguas del Río Negro en 1973.

La confesión sorprendió a los generales que pidieron órdenes al mando superior, teniendo en cuenta el artículo 77 que detalla que cuando "exista la presunción de un delito, común o militar, su presidente comunicará de inmediato al superior que corresponda suspendiendo las actuaciones del tribunal, hasta tanto el superior se pronuncie".

El matutino añade que el entonces comandante en jefe Manini Ríos analizó el caso y un mes después les contestó que siguieran adelante.

Vázquez dijo el martes en entrevista con informativo de VTV que no sabía si el Tribunal de Honor le comunicó al comandante Manini Ríos pero sí que las actuaciones siguieron adelante.

El 15 de setiembre de 2018 culminaron las actuaciones del Tribunal de Honor y se emitieron tres sentencias en las que se consideró que los hechos por los que la Suprema Corte los había condenado como autores de 28 delitos de homicidio muy especialmente agravados en reiteración real no estaban lo "suficientemente aclarados" por lo que no había elementos que fundamentaran la convicción que los oficiales habían faltado a los códigos de honor de la institución militar.

El 13 de febrero Manini Ríos entregó las sentencias en mano a Menéndez y junto a ellas escribió críticas a la Justicia lo que le valió su destitución un mes después.

Ese mismo día el presidente Tabaré Vázquez homologó los fallos sobre Gavazzo y Silveira, y rechazó la resolución sobre Maurente. Además nombró a José González como comandante en jefe.

Sin embargo, luego que se conocieran las declaraciones de Gavazzo y que el fiscal de Corte, Jorge Díaz, derivara el caso para que se investigue si hubo omisiones, ahora el mismo presidente Tabaré Vázquez puede ser citado a declarar ante la Justicia Penal. Del mismo modo podría ser citado el secretario de Presidencia, Miguel Ángel Toma, las autoridades del Ministerio de Defensa, los militares que integraron el Tribunal de Honot y Alzada y los militares retirados.

Dejá tu comentario