Casa de Galicia | FUS | intervención

FUS reclama la renuncia de síndicos de Casa de Galicia y que vuelva la intervención del MSP

Los trabajadores no cobraron el aguinaldo y denuncian que hay problemas asistenciales, como falta de medicamentos e insumos para atender a los socios.

La Federación Uruguaya de la Salud (FUS) reclama la renuncia de los síndicos designados por la Justicia para dirigir Casa de Galicia y pide el retorno de la intervención del Ministerio de Salud Pública (MSP).

Este lunes 20 de diciembre venció el plazo para el pago del aguinaldo y los trabajadores no pudieron cobrar, afirmó Soraya Larrosa, integrante del Consejo Central de la FUS.

Representantes del sindicato de la mutualista y de la FUS se reunieron con los síndicos Júpiter Pérez y Fernando Cabrera, donde no hubo ningún avance respecto a una fecha alternativa para el cobro de los haberes adeudados, indicó Larrosa.

“Los síndicos no están preparados para conducir Casa de Galicia. Tienen una incapacidad muy grande, no tienen gestión en salud. No están preparados para abordar una institución en salud”, sostuvo la integrante de la FUS.

A la deuda del aguinaldo se suma la falta de medicamentos e insumos para la correcta atención de los usuarios de la mutualista, afirmó Larrosa.

“La alternativa sería la vuelta a la intervención del MSP”, aseguró. “Si en su momento nosotros nos opusimos a la intervención, porque encontramos que habían otras alternativas; hoy frente a la situación concreta que se está viviendo en Casa de Galicia, lo mejor y más correcto sería que la policía sanitaria del país, que está formada para ello, llevara adelante la institución”, agregó.

Flor Costanzo, de la Asociación de Funcionarios de Casa de Galicia, afirmó que este lunes mantuvieron una reunión con el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, y el presidente de la Junta Nacional de Salud (JUNASA), Alberto Yagoda, por la situación económica y sanitaria de la institución.

Costanzo sostuvo que el ministro Salinas les pidió 48 horas para buscar una solución para Casa de Galicia.

Dejá tu comentario