Nacional

Furtado estaba en un túnel del penal de Libertad, nunca llegó a escaparse

Creyeron que el secuestrador del empresario Rospide se había fugado, pero no. Estaba en un túnel escondido debajo de un gallinero, en las barracas.

El Ministerio del Interior informó este viernes que el delincuente Osvaldo Furtado, conocido por ser quien secuestró al empresario Ignacio Rospide, en verdad no se había fugado del penal de Libertad, sino que estaba escondido en un túnel que usaría para fugarse.

El túnel estaba “disimulado en un gallinero y tenía un invernáculo como pantalla en una parte del trazado”, dice el comunicado del Ministerio.

Las autoridades informan que tras una operación de “inteligencia policial penitenciaria” se logró “frustrar un intento de fuga masiva que se estaba gestando en un sector de baja seguridad” dentro del penal de Libertad.

En una barraca donde están recluidos 75 presos, y escondido debajo de un gallinero, encontraron la boca del túnel “construido para propiciar la fuga colectiva”.

Allí encontraron a Furtado, dice el comunicado del Ministerio. “Dicho recluso jamás abandonó el establecimiento, permaneciendo oculto en ese lugar, contando para ello con la complicidad de por lo menos otros dos internos que ya están plenamente identificados”, agregan las autoridades.

Comunicado completo del Ministerio del Interior:

“Las autoridades de la Unidad Nº 3 de Libertad, desarticularon un intento de fuga masiva que se venía gestando desde la desaparición de un interno que se presumía fugado. Se halló un túnel que estaba disimulado en un gallinero y tenía un invernáculo como pantalla en una parte del trazado.

El trabajo de la inteligencia policial penitenciaria permitió frustrar un intento de fuga masiva que se estaba gestando en un sector de baja seguridad dentro del establecimiento penitenciario de Libertad.

En el lugar, se halló -disimulado en un gallinero de una barraca que aloja a 75 internos- el inicio de un túnel construido para propiciar la fuga colectiva. En el mismo, se ocultaba el recluso Osvaldo Hugo Furtado Maneiro.

Dicho recluso jamás abandonó el establecimiento, permaneciendo oculto en ese lugar, contando para ello con la complicidad de por lo menos otros dos internos que ya están plenamente identificados.

Los hechos desencadenados a partir de la investigación iniciada tras aquella ausencia, dieron lugar a múltiples especulaciones que hoy son desmentidas con este hallazgo.

Tal como refiriera el propio ministro Bonomi, aquellas especulaciones difundidas fueron meras hipótesis hoy desmentidas. La propia Dirección del penal encabezó la inspección del centro de reclusión permitiendo dar con el recluso buscado. Ni se disfrazó de Policía, ni de mujer ni había salido del país, como se especuló.

Las autoridades penitenciarias realizan en estos momentos las comunicaciones judiciales correspondientes al tiempo de iniciar una urgente investigación interna sobre estos hechos”.

Dejá tu comentario