AFP

Fuerzas rebeldes lanzan nueva ofensiva en región etíope de Tigré

Las fuerzas rebeldes lanzaron una nueva ofensiva en la región etíope de Tigré, afirmó el martes a la AFP uno de sus portavoces, menos de dos semanas después de un primer ataque que llevó al gobierno a declarar un alto el fuego.

Las fuerzas rebeldes lanzaron una nueva ofensiva en la región etíope de Tigré, afirmó el martes a la AFP uno de sus portavoces, menos de dos semanas después de un primer ataque que llevó al gobierno a declarar un alto el fuego.

"Ayer lanzamos una ofensiva (en la región de) Raya y conseguimos derrotar a las divisiones de las fuerzas federales de defensa y de las fuerzas de (la región vecina de) Amhara", dijo Getachew Reda a la AFP.

De acuerdo con este portavoz, las tropas rebeldes ya controlaban Alamata, la principal ciudad de la zona, y habían conseguido "asegurar la mayoría del sur de Tigré".

La AFP no pudo localizar de inmediato a ningún portavoz del ejército federal, por lo que era imposible verificar las afirmaciones de Getachew al estar las redes de comunicación prácticamente cortadas en esa región.

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, lanzó el 4 de noviembre una operación militar en esta región del norte del país para desarmar y derrocar a las autoridades locales disidentes, surgidas del Frente de Liberación del Pueblo de Tigré (TPLF).

Tras tomar la capital regional Mekele a finales de noviembre, el gobierno se proclamó victorioso pero los combates continúan desde entonces.

A finales de junio, una ofensiva rebelde consiguió reconquistar Mekele y una mayoría de la región, forzando a la retirada de las tropas del gobierno y a la declaración de un alto el fuego unilateral desde Adís Abeba.

Las fuerzas rebeldes, autodenominadas Fuerzas de Defensa del Tigre, calificaron primero de "broma" el cese de hostilidades, pero luego dijeron aceptar el principio de un alto el fuego y pusieron condiciones para firmarlo.

Entre ellas, figuraba la retirada de Tigré de las tropas de la región vecina de Amhara y de Eritrea, que brindan apoyo al ejército federal, así como el inicio de una investigación contra Abiy Ahmed.

- Convoy humanitario -

El ataque de este lunes afecta las zonas sur y oeste de Tigré, todavía controladas por las fuerzas de Amhara, que reivindican desde hace tiempo estos territorios.

"Prometimos liberar cada centímetro cuadrado de Tigré", dijo Getachew Reda.

Según él, los rebeldes están persiguiendo a las fuerzas gubernamentales en el sur para no darles "oportunidad de reagruparse" y siguen librando combates en el oeste de la región, que tiene frontera con Eritrea y Sudán.

Esta nueva ofensiva llega después del anuncio el sábado de los resultados de las elecciones parlamentarias del 21 de junio, que ganó holgadamente el Partido de la Prosperidad de Abiy Ahmed.

Ganador del premio Nobel de la Paz en 2019 por sellar la paz con Eritrea, el primer ministro se presentaba por primera vez ante los electores tras su nominación en 2018 y buscaba un amplio respaldo popular en este periodo delicado.

Las violencias étnicas en numerosas partes de Etiopía y las masacres y la hambruna creciente en Tigré ensuciaron su imagen de joven dirigente reformador.

Según Naciones Unidas, más de 400.000 personas sufren "hambruna" en esta región y 1,8 millones más están "al borde" de ella. Pero la ayuda humanitaria apenas puede llegar a la población.

El lunes por la noche, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) anunció en un comunicado la llegada a Mekele de un convoy de 50 camiones con 900 toneladas de comida y material de emergencia.

Pero, según este organismo de la ONU, "el doble de este número de camiones debería llegar cada día a Tigré para responder a las inmensas necesidades humanitarias en la región".

rcb/md/blb/dbh/mis

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario