PolicialesRosa Rodríguez

Fue emplazado policía que disparó durante tiroteo en el que murió la enfermera

Fiscal tomó declaración a seis personas, entre ellas al agente que estaba en la feria trabajando como puestero y repelió a los rapiñeros.

Quedó emplazado por la fiscalía el funcionario policial que disparó a los delincuentes en el episodio ocurrido en la zona de Los Bulevares en el que murió la enfermera Rosa Rodríguez.

Todavía no se ha confirmado el hallazgo de la bala que pudo haber matado a Rodríguez y no hay pruebas de que haya dado muerte en forma accidental a la mujer, de 49 años.

En la víspera declaró como testigo ante la Fiscalía durante tres horas.

Policía Científica evalúa las armas incautados y los proyectiles encontrados en la escena.

El sábado de tarde, este policía estaba trabajando como puestero en una feria situada a 20 metros de la parada en la que casualmente se encontraba la trabajadora del Hospital Pereira Rossell, informa El País.

Ante la agresión de dos delincuentes en moto que portaban un arma larga, el hombre sacó su arma de reglamento y se produjo el tiroteo en medio de una gran cantidad de gente que se encontraba en la zona comercial.

Los rapiñeros encontraron resistencia. Tenían intenciones de rapiñar otro puesto, pero el hijo del comerciante se dio cuenta de la intención y les tiró un cajón encima de la moto.

Uno de los delincuentes se bajó y disparó, logrando que el comerciante le diera dinero.

En ese contexto actuó el policía que estaba allí como puestero.

En la víspera,el fiscal Juan Gómez recorrió la zona con varios testigos y el agente policial. En total interrogó a seis personas.

Gómez recorrió el sitio de la feria y también la parada situada en Ideario Artiguista y Zanja Reyuna, que se encuentra de espalda a los delincuentes.

Rosa cae herida de muerte por un disparo en la cabeza. Estaba esperando el ómnibus para ir a trabajar.

Como estaba a pocos metros de su casa, alguien le avisa a la hija de Rosa lo que acababa de suceder. La joven corre hacia la parada y abraza a su madre en el suelo.

Rosa Rodriguez era enfermera desde hace 25 años. Su trabajo constituía el único sustento de la casa. Su hija es estudiante de odontología y la enfermera estaba empeñada en que terminara su carrera. Dejó además una madre con problemas de salud.

En la víspera centenares de trabajadores de la salud acompañaron el cortejo fúnebre al Cementerio del Norte, previo paso por el Hospital de niños.

ASSE suspendió una serie de inauguraciones prevista para esta semana en señal de luto.

Dejá tu comentario