Política Casa de Galicia | Frente Amplio | Olesker

Frente Amplio propone dos proyectos de ley por la situación en Casa de Galicia

El primero, obliga a los síndicos a convocar al MSP en caso de intervención judicial a instituciones de asistencia médica. El otro, otorga potestades a ASSE.

El senador del Frente Amplio, Daniel Olesker, anunció la presentación de dos proyectos de ley para atender la situación de Casa de Galicia, tras el cese de actividades dispuesto por la Justicia.

Olesker fue uno de los legisladores que este lunes se reunió con el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, para analizar el futuro de los afiliados, los trabajadores y la infraestructura de la mutualista.

“Hoy se reafirmó que estas tres cosas no están en discusión”, destacó Olesker como los puntos fundamentales que más preocupaban a los legisladores del Frente Amplio.

Valoró la construcción del Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS), iniciada durante los gobiernos de izquierda, y su capacidad para absorber una situación critica como el cierre de un prestador de salud, como medida excepcional.

Olesker propone cambios a la ley de concursos ante instancias de intervención judicial a instituciones de asistencia médica, donde los síndicos sean obligados a convocar al Ministerio de Salud Pública para realizar la cobertura médica. No descartó que el proyecto de ley sea aprobado esta semana en sesión extraordinaria.

“Todo lo contrario a lo que pasó aquí, en el que la intervención judicial desplazó a las autoridades del Ministerio, provocando cierto caos asistencial que no fue bueno para el proceso posterior”, indicó Olesker.

Con respecto al segundo proyecto de ley, le otorga potestades a la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) para la compra de la infraestructura de Casa de Galicia. Esta solución requiere una norma legal y recursos presupuestales, consideró.

Sobre el futuro de los casi 44.000 afiliados de la mutualista se manejan dos grandes salidas. Según Olesker, una posibilidad es la absorción por parte de ASSE de todo o parte de la estructura asistencial, o un consorcio de mutualistas de la zona garantice la atención y cobertura y la fuente laboral de los casi 2.000 trabajadores. Ambas tienen ventajas y desventajas para cumplir los tres objetivos que están planteados, afirmó.

Desde el oficialismo, se insistió en que el sistema político en su conjunto está unido y con actitud de colaboración ante la situación de Casa de Galicia, mientras se dan señales de tranquilidad a los usuarios sobre los aspectos asistenciales y sobre el cobro de salarios de los trabajadores.

OFICIALISMO CASA DE GALICIA

Dejá tu comentario