Nacional

FIFA violó derechos esenciales de Suárez, dice Instituto de DDHH

La Institución, asesora del Parlamento uruguayo, cuestionó a la FIFA por impedir que se presenten recursos ante la Justicia ordinaria.

 

La Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo (organismo asesor del Parlamento de Uruguay) “manifiesta su preocupación respecto a la sanción impuesta al ciudadano uruguayo Luis Suárez por la corporación privada internacional Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA)”, dice un comunicado de prensa.

“Dicha sanción viola derechos humanos específicos del mencionado deportista, y se extiende, incluso, al ejercicio de éstos dentro del territorio nacional”, advierte la Institución de DDHH.

“Los derechos vulnerados están consagrados en la Constitución de la República (de Uruguay) y en el orden jurídico de los Derechos Humanos que la humanidad ha venido consagrando y desarrollando desde 1948”, agrega.

“Los Estados en que la FIFA actúa, incluido el Estado uruguayo, están obligados a respetar ese marco normativo universal. Sin embargo, por expresa disposición de los estatutos de la referida corporación, la penalización no puede ser recurrida ante ninguna autoridad judicial”, señala el comunicado de prensa emitido este jueves.

“La sanción mencionada desconoce el derecho de toda persona a un recurso efectivo ante Tribunales nacionales competentes. Esto implica el derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un Tribunal independiente e imparcial”, advierte el organismo que vela por los Derechos Humanos en Uruguay.

“Del mismo modo afecta, entre otros, el derecho al trabajo y a la libertad personal, especialmente teniendo en cuenta la forma en que la sanción fue procesada y sus consecuencias inmediatas”, indica.

“La Institución expresa asimismo su esperanza de que la indignación y solidaridad compartida que sacudió a la sociedad uruguaya frente a tal situación, no se agote en este acto, y sirva de motor para enfrentar todas las violaciones a los derechos humanos que sufren distintos integrantes de la misma, y en particular, los pertenecientes a los sectores en condiciones de mayor vulnerabilidad”, concluye.

Suárez fue suspendido por la FIFA durante nueve partidos oficiales con Uruguay y durante cuatro meses no puede practicar fútbol ni por la selección ni por cualquier club. Tampoco puede ingresar a los estadios donde juegue Uruguay. 

La FIFA aclaró este jueves que Suárez sí puede entrenar y ser transferido de un club a otro, por ejemplo, de Liverpool (donde jugó hasta antes del Mundial) al Barcelona, que negocia su contratación por estos días.

Dejá tu comentario