Ferry se incendió en medio del mar con 478 personas a bordo cerca de Grecia

La operación para rescatar a los pasajeros viene siendo titánica con fuertes vientos, lluvias torrenciales y olas de seis metros de altura.

Cientos de personas continuaban bloqueadas el domingo al mediodía, en condiciones meteorológicas muy difíciles, a bordo de un transbordador presa de un incendio en el canal de Otranto, entre Grecia e Italia.

Por el momento no se han señalado víctimas pero la operación de rescate parece muy difícil.

El "Norman Atlantic", un ferry de bandera italiana fletado por la compañía griega Anek para realizar el enlace Patras-Ancona, había partido del puerto del Peloponeso el sábado alrededor de las 15.30 GMT.

Luego hizo escala en Igumenitsa (norte de Grecia) y debía llegar a Ancona este domingo a las 15.30 GMT con 478 personas a bordo, 268 de las cuales son griegas, según las cifras oficiales griegas.

Sin embargo, hacia las 2.00 GMT del domingo, cuando se encontraba en el canal de Otranto, cerca de la pequeña isla de Othonoí, lanzó un pedido de auxilio debido porque se había declarado un incendio a bordo, en el garaje.

Una gran operación de salvamento que reúne a barcos griegos e italianos y helicópteros italianos continúa en condiciones sumamente difíciles, con vientos de 10 en la escala de Beaufort, que tiene 12, lluvias torrenciales, granizo y olas de seis metros de altura.

"Nuestros zapatos comenzaron a derretirse"

Unas 150 personas pudieron encontrar un lugar en un bote de salvamento y otro buque, "El espíritu del Pireo", trataba de rescatarlos.

Las condiciones meteorológicas habían permitido, hacia las 9.30 GMT, hacer subir a bordo solamente a 35.

Algunos pasajeros que pudieron ser interrogados telefónicamente por los medios de comunicación griegos parecían menos asustados por el fuego mismo, señalando llamas "que disminuyen", que por su peligrosa situación en medio del mar embravecido.

"Todos estamos en el puente, estamos mojados, tenemos frío, tosemos a causa del humo, hay mujeres, niños y ancianos", indicó a la televisión Mega con una voz muy fatigada uno de esos pasajeros, Giorgos Styliaras.

"Nuestros zapatos comenzaron a derretirse en la cabina de recepción", dijo al mismo canal otro pasajero.

Hacia el mediodía Anek todavía no había reaccionado. Lo mismo sucedía con el propietario del "Norman Atlantic", la empresa italiana Visemar di Navigazione. Este barco, construido en 2009 y que mide 186 metros de largo, puede recibir a 492 pasajeros, según sitios especializados. Por lo tanto, en el momento del accidente estaba muy lleno.

Según el ministerio del Mar griego, siete buques que navegan en la zona tratarán de rodear al "Norman Atlantic" para crear una especie de muro contra el viento, y se estudiaba la posibilidad de remolcarlo.

AFP

Dejá tu comentario