AFP

Familia real británica acusa a los medios de publicar afirmaciones "infundadas"

La familia real británica salió de su habitual discreción y criticó a la prensa del Reino Unido, en particular a la radiotelevisión pública BBC, acusándola de "presentar como hechos" informaciones "con demasiada frecuencia" infundadas.

La familia real británica salió de su habitual discreción y criticó a la prensa del Reino Unido, en particular a la radiotelevisión pública BBC, acusándola de "presentar como hechos" informaciones "con demasiada frecuencia" infundadas.

En un documental en dos partes titulado "Los príncipes y la prensa", la BBC examina la relación de los periodistas con el príncipe Guillermo, segundo en la línea sucesoria al trono, y su hermano Enrique, que a menudo ha denunciado la presión mediática sobre su familia, llegando incluso a los tribunales.

La realización del programa parece haber irritado a la monarquía porque, según algunos medios, no se le pidió su participación y habría amenazado con dejar de trabajar en futuros proyectos del ente público.

Así, al final de la primera parte, difundida el lunes por la noche, la BBC incluyó un comunicado conjunto en nombre de toda la familia real, defendiendo que una "prensa libre, responsable y abierta es de vital importancia para una democracia sana".

"Sin embargo, con demasiada frecuencia, las afirmaciones exageradas e infundadas de fuentes anónimas se presentan como hechos y es decepcionante que alguien, incluida la BBC, les dé credibilidad", afirma la declaración de los palacios de Buckingham, Clarence House y Kensington, residencias de la reina Isabel II, su hijo Carlos y su nieto Guillermo.

El príncipe Enrique, de 37 años, sexto en la línea sucesoria, ha denunciado reiteradamente la presión de los medios y la presentó como el principal motivo de su retirada de la monarquía, efectiva desde abril de 2020.

Él y su esposa Meghan han presentado varias demandas contra la prensa sensacionalista británica.

Están actualmente a la espera de una sentencia en recurso contra el Mail on Sunday, al que la duquesa de Sussex acusa de haber violado su intimidad al publicar una carta personal escrita a su padre en 2018.

En "Los príncipes y la prensa", un investigador privado, Gavin Burrows, afirma que los medios de comunicación de la década de 2000 no tenían "ninguna moral" y eran "despiadados", especialmente con el príncipe Enrique.

Burrows pidió perdón por haber pirateado el teléfono de la que entonces era su novia y vendido la información a News of the World, argumentando que las informaciones sobre Enrique vendían más que las de su hermano mayor.

"Como me explicaron dos editores, Enrique se había convertido en la nueva Diana", afirmó, en referencia a la madre de los dos príncipes, que murió en 1997 en un accidente de coche en París mientras era perseguida por los paparazzi.

cdu-acc/bl

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario