AFP

Expresidente de Sudáfrica aleja su ingreso en prisión con nueva vista judicial

El expresidente de Sudáfrica Jacob Zuma, condenado a 15 meses de prisión por desacato, evitó por el momento su encarcelamiento, al presentar un recurso contra una eventual detención que la justicia debe examinar este martes.

El expresidente de Sudáfrica Jacob Zuma, condenado a 15 meses de prisión por desacato, evitó por el momento su encarcelamiento, al presentar un recurso contra una eventual detención que la justicia debe examinar este martes.

Antes del inicio de la audiencia judicial, el ministro de Policía renunció a detener a Zuma esta semana. En una misiva dirigida a la Corte Constitucional, las autoridades indicaron que no actuarían hasta la decisión judicial, que se espera para el viernes.

Zuma, condenado la semana pasada por la más alta jurisdicción sudafricana por su rechazo a declarar en el marco de investigaciones por corrupción, tenía hasta el domingo por la noche para entrar en prisión.

Pero el carismático exjefe de Estado, de 79 años, logró que la corte revisara su sentencia y una nueva audiencia está prevista el lunes. Entretanto, solicitó al tribunal paralizar la orden de arresto.

Al inicio de la vista a distancia de este martes en un tribunal de Pietermaritzburgo, en la provincia KwaZulu-Natal (este), su abogado Dali Mpofu pidió "de manera efectiva" la anulación de la orden de detención contra un hombre con un estado de salud "incontestablemente precario".

Es un "reincidente" que "vino a pedirnos violar todavía más la ley, debe rechazarlo", dijo por su parte el abogado de la comisión anticorrupción Thembeka Ngcukaitobi ante el juez Bhekisisa Mnguni, que reconoció su "malestar" por deber pronunciarse sobre una decisión de un tribunal superior.

La policía y el gobernante Congreso Nacional Africano (ANC) temen que su detención provoque disturbios públicos. Un pequeño grupo de partidarios del líder, que se congregó en la mañana ante el tribunal, tuvo que ser desalojado.

Los nueve años de presidencia de Zuma quedaron manchados por escándalos y acusaciones de haber saqueado dinero que lo forzaron a dimitir y dejar su cargo al actual mandatario, Cyril Ramaphosa, en 2018.

bur-cld/ger/blb/tjc/mb

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario