Internacionales Sarkozy | cárcel

Expresidente francés Nicolas Sarkozy condenado por corrupción a 3 años de cárcel

El escenario más probable es que cumpla su sentencia en domicilio con brazalete electrónico. El financiamiento de Gadafi, la principal causa en su contra

El expresidente francés Nicolas Sarkozy (2007-2012) fue condenado este lunes a 3 años de cárcel, uno de ellos firme, por corrupción y tráfico de influencias.

El tribunal de París dictaminó que hubo un "pacto de corrupción" entre el mandatario de 66 años, su abogado habitual Thierry Herzog y el exmagistrado Gilbert Azibert, que fueron condenados a la misma pena.

Brazalete electrónico

La condena, que no debería implicar el ingreso de Sarkozy en la cárcel. En realiadd se especula con que podría cumplir la pena en su domicilio a través de un brazalete electrónico.

Esta es la segunda condena a prisión que recibe un presidente de la República francesa en años recientes. En 2011, su antecesor y mentor, Jacques Chirac, fue sentenciado a dos años de prisión por malversación de fondos públicos y abuso de confianza, pero no los cumplió debido a su edad y estado de salud.

Sarkozy, de 65 años, ve complicado con esta condena sus intentos de influir en la política francesa e incluso de regresar a la batalla electoral. El antiguo jefe de Estado coqueteaba con la idea de ser candidato a las presidenciales de 2022 si el actual presidente, Emmanuel Macron, desistía de presentarse, o estallaba una gran crisis en el país.

"Paul Bismuth y sus malhechores"

Junto a Sarkozy, fueron condenados su abogado, Thierry Herzog, y el antiguo abogado general (fiscal) de la Corte de Casación, Gilbert Azibert. El tribunal consideró probado, tras el juicio celebrado a finales de 2020, que los tres participaron en un “pacto de corrupción”, o "asociación de malhechores" (en Uruguay "asociación para delinquir") desvelado gracias a las escuchas en una línea telefónica secreta que usaban Sarkozy y Herzog, y que estaba registrada bajo el nombre falso de Paul Bismuth.

Una de las imputaciones, quizá la más grave, es la supuesta financiación con dinero de la Libia de Muamar El Gadafi de la campaña que le llevó al poder en 2007. Esta vez, los jueces acusan al expresidente francés y a otros colaboradores suyos de “asociación de malhechores”.

De la luna de miel a la intervención

El dinero de Gadafi quiso comprar la permisividad francesa ante su régimen como parte de un proceso de rehabilitación del líder libio en Occidente.

En su momento el dictador visitó París en 2007, pero en 2011 acabó la "luna de miel" y en plena primavera árabe Sarkozy apoyó la intervención que determinó la caída y la muerte de Gadafi. Casualmente por ese entonces comenzaron a deslizarse los primeros documentos que comprobaban el financiamiento libio al mandatario francés. El diario Mediapart fue el que dio a conocer la investigación en manos de la Fiscalía Nacional Financiera (PNF, en sus siglas francesas).

El artículo 450 del Código Penal define la “asociación de malhechores” como “toda agrupación formada, o entendimiento establecido, en vistas a la preparación, caracterizada por uno o varios hechos materiales, de uno o varios crímenes o uno o varios delitos castigados al menos con cinco años de encarcelamiento”. La imputación indica la existencia de “indicios graves o concordantes que prueban su implicación en los hechos instruidos.

000_9424V8.jpg

FUENTE: AFP

Dejá tu comentario