Policiales cocaína | España | prisión

Exportador de calderas a prisión por la toneladas de cocaína incautada en España

La Justicia Penal le imputó exportación y almacenamiento de sustancias estupefacientes prohibidas y dispuso prisión preventiva por 120 días. Su defensa apeló.

La Justicia Penal imputó este jueves al exportador uruguayo de las calderas industriales en cuyo interior se incautó una tonelada de cocaína en España.

Tras casi tres horas de audiencia, se dispuso la formalización de la investigación y se estableció como medida cautelar la prisión preventiva por 120 días, confirmó su abogado Enrique Erramuspe a la salida del juzgado penal de la calle Juan Carlos Gómez.

El hombre, de 63 años, que vivía en Carmelo, fue imputado por un delito de exportación de sustancias estupefacientes prohibidas en reiteración real con un delito de almacenamiento de sustancias estupefacientes prohibidas, en calidad de autor.

El exportador no tiene antecedentes penales y su defensa interpuso un recurso de apelación, recurriendo a la medida cautelar dispuesta, solicitando arresto domicilio con colocación de tobillera electrónica y custodia policial.

EL CASO

En mayo, el exportador mandó al Puerto de Barcelona dos calderas por un valor de 3.800 dólares, un monto muy por debajo del precio real de este tipo de producto.

El 22 de junio, el gobierno uruguayo fue informado por las autoridades policiales de España acerca de la histórica incautación: el contenedor había pasado por el escáner del Puerto de Montevideo.

La fiscal de Estupefacientes, Stella Llorente, inició una investigación que permitió identificar y detener a los dos vendedores de las calderas en cuestión y al exportador.

Tras las indagatorias de las últimas horas, la fiscal resolvió liberar a los dos empresarios y mantuvo detenido al exportador.

A su vez, la Brigada Antidrogas allanó un depósito del barrio Goes donde incautó 103 kilos de cocaína, cargamento que puede estar vinculado a la organización narco que hizo el envío a Europa.

De acuerdo a registros a los que accedió Subrayado, el exportador investigado había hecho otros envíos a España: en 2019 exportó 13.000 dólares de tractores a vapor y en 2018 7.200 dólares de la misma maquinaria.

Sin embargo, su actividad en el rubro data de 2006: ese año mandó repuestos y tractores a Colombia. Entre lo que exportó figuran parabrisas, motores usados de Ford, chasis, paragolpes, llantas, radiadores y asientos.

Dejá tu comentario